Tiene 41 años y demanda a sus padres por manutención

Tiene 41 años y demanda a sus padres por manutención

DESPUÉS DE QUE LA RELACIÓN CON SU PADRE SE DETERIORÓ, EL HOMBRE DE 41 AÑOS DECIDIÓ RECURRIR A LOS TRIBUNALES EN UN INTENTO POR MANTENER SU FLUJO DE DINERO

a

La justicia de Reino Unido recibió un caso que ha calificado como «sin precedentes», un hombre de 41 años de Londres, Inglaterra, demandó a sus padres para reclamarles manutención de por vida ya que, argumenta, ellos lo hicieron muy dependiente.

Ahora parece que el hombre, del cual no han revelado la identidad, tendrá que pagar a sus padres 60 mil libras esterlinas, aproximadamente más de 1.5 millones, por costos legales. Lo anterior luego de que el juez James Munby del Tribunal Superior desestimó este miércoles el caso. 

«Este es un caso muy inusual. De hecho, que yo sepa, y los abogados con mucha experiencia que comparecieron ante mí no lo disputan, el caso no tiene precedentes», manifestó el juez en algunos medios locales. 

El hombre conocido solo como FS, tiene problemas de salud mental y está desempleado desde 2011 por lo que su abogado alegó que es un adulto vulnerable y sin la ayuda del tribunal estará en riesgo de sufrir daños, además, explicó que los progenitores «son muy ricos» y han «nutrido su dependencia» hacia ellos durante los últimos 20 años.

Es abogado y está desempleado desde 2011

Además de ser abogado, FS tiene un título en historia, una maestría en impuestos y hará exámenes de admisión a la Facultad de Derecho y Asesoramiento Fiscal Público. Vive en un piso en el centro de Londres propiedad de sus padres, quienes hasta hace poco también cubrían sus gastos de servicios públicos.

a

Después de que la relación con su padre se deterioró, el hombre de 41 años decidió recurrir a los tribunales en un intento por mantener su flujo de dinero. 

Sostuvo que el artículo 27 de la Ley de causas matrimoniales de 1973, permite que «cualquiera de las partes del matrimonio» solicite «manutención razonable», y también debe interpretarse en el sentido de permitir que un hijo del matrimonio solicitar apoyo económico.