Se filmó mientras tomaba cocaína sobre la tumba de Pablo Escobar, lo expulsaron del país y lo amenazaron de muerte

597

Para muchos se trató de un acto humillante pero, para otros, incluido el propio protagonista, fue una “marca de honor”. Es la historia de un británico de 35 años, que a principios de 2018 se filmó aspirando cocaína sobre la tumba de Pablo Escobar: el video se viralizó a nivel mundial y con el correr de los meses empezó a sufrir las consecuencias de sus acciones.

Steven Semmens subió a su cuenta personal de Facebook el video en abril de este año, lo que le le valió de múltiples -y diferentes- reacciones. Sin embargo, lo que más lo desesperó fueron las amenazas de muerte que recibió tanto él como su familia. Además, explicó que las autoridades de Colombia decidieron expulsarlo de su territorio, por lo que quedó aislado de su mujer e hijos, que son colombianos.

El hecho ocurrió en el Cementerio Jardines Montesacro, donde reposan los restos del exjefe del Cartel de Medellín. Los directivos de este predio habían denunciado que no es la primera vez que sucede algo de este tipo, pero nunca un caso había tomando tanta trascendencia internacional. Por eso, las críticas no tardaron en caer para Semmens.

“Una línea de coca sobre la tumba de Pablo Escobar, directo de la cárcel de Swansea”, escribió el hombre en su publicación de Facebook, junto al vídeo. La grabación llegó hasta medios británicos que repudiaron el hecho, a lo que Semmens respondió: “Todo el mundo lo hace. La gente lo hace por respeto”.

En diálogo con el diario Mirror, Steven se refirió a las amenazas que recibió durante el último tiempo: “La gente me envió amenazas de muerte en las redes. Dijeron que si me encontraban me despellejarían en vivo”. Mientras que de la expulsión de Colombia, aseguró: “No puedo ver a mis hijos y eso me duele”.

La vida de Pablo Escobar.

En el video de la polémica Semmens aparece sonriendo a la cámara antes de arrojar el contenido de una bolsa de polvo blanco sobre la lápida y enrollar un billete. Se agacha para inhalar la sustancia y luego mira hacia arriba sonriendo y dice: “Soy el compañero de Gordon Ramsay”.

Ocho meses después de aquel episodio, Semmens dijo que se “arrepiente” de lo que hizo y le pidió disculpas a la gente de Colombia que se sintió ofendida. “Fue divertido en ese momento, pero estoy avergonzado”.

Fuente: TN