Registrar una web podría costar hasta 10 veces más a partir de 2020

Registrar una web podría costar hasta 10 veces más a partir de 2020

Hoy en día, registrar un dominio para una página web resulta extremadamente sencillo y al alcance de cualquier bolsillo. Tan solo hemos de acceder a cualquiera de los proveedores autorizados por la ICANN, solicitar un nombre que esté libre, escoger el dominio deseado (‘.com’, ‘.org’, ‘.biz’, ‘.info’, etc.) y pagar alrededor de 10 euros al año.

Precisamente ese precio tan ajustado es una de las imposiciones de la ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números), el organismo que supervisa todo este proceso, a las compañías que operan en el sector. Todas ellas aceptaron esta franja económica en los contratos que existen para los nombres de dominio más clásicos, no así para los de nueva creación que gozan de total libertad de mercado a la hora de imponer la tasa anual que deseen.

Sin embargo, estos contratos entre los proveedores y la ICANN expiran a finales de este mismo año, dejando en el aire la posibilidad de que el límite de precios a los dominios tradicionales desaparezca a la par.

La propia entidad lo ha confirmado en un comunicado oficial, en el que abre la puerta a eliminar estas restricciones y equiparar así los dominios de toda la vida a los precios muchísimo más altos que se vienen cobrando por los registros de nuevo cuño.

«Este cambio no solo permitirá que el acuerdo de renovación de ‘.org’ se adapte mejor al acuerdo de registro base, sino que también tiene en cuenta la maduración del mercado de nombres de dominio y el objetivo de tratar al operador de registro de manera equitativa respecto a los operadores de registro de nuevos gTLD», dicen desde la ICANN.