Qué tiene más calorías: ¿una cerveza o una copa de vino?

Qué tiene más calorías: ¿una cerveza o una copa de vino?

La cerveza y el vino son de las bebidas alcohólicas que más se consumen en el país. Pero, cuál elegir si te querés cuidar un poquito más. 


Una de las mayores costumbres en nuestro país a la hora de elegir una bebida para acompañar nuestras comidas son el vino y la cerveza.

En los barrios de nuestro país se puede apreciar la moda de abrir cervecerías o vinotecas, que ofrecen diferentes variantes de las bebidas.

A la hora de pensar en nuestra nutrición, existen dudas sobre cuál es la que menos engorda o la más saludable.

La comparación entre ambas bebidas muestra una gran diferencia sobre lo que pueden aportar a la salud de nuestro cuerpo.

La nutricionista Cristina Bouzas, vocal de Formación del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Castilla y León expresa en primera instancia que: “A pesar de que el vino contiene más calorías por cada 100 ml, normalmente suele engordar más la cerveza”.

La razón sobre esta diferenciación no tiene relación con su valor proteíco sino con la manera de consumir ambas bebidas.

“Esto es porque una copa de vino suele llevar menos volumen de vino que una caña o un tercio, con lo que prácticamente se equiparan en calorías por ración y, además, lo habitual es tomar dos o tres copas de vino en una comida, mientras que en una tarde podemos tomar cinco cañas perfectamente sin darnos cuenta”, explica la especialista.

Si estamos realizando una dieta para evitar subir de peso, podemos de igual manera seguir consumiendo pero teniendo algunas consideraciones.

Si sos de las personas que gusta de un buen vino tinto, se aconseja elegir una cosecha mayor a los dos años debido a que su nivel de azúcar disminuye con los años.

El vino blanco tiene una gran cantidad de azúcar en su composición por lo que no se aconseja beber mucho si se esta pasando por un proceso de dieta.

Una alternativa puede ser el champagne debido a que tiene un valor de e 0 a 3 gramos de azúcar y 67 calorías.

La cerveza es de las bebidas que mayor cantidad de hidratos de carbono contiene por lo que se debería evitar, sobre todo la de tipo industrial. Una opción para aquellos que no pretendan reemplazarla es elegir cervezas sin alcohol o las de a base de trigo.