Punta Cana registra baja de turistas en una década tras muertes misteriosas

Punta Cana registra baja de turistas en una década tras muertes misteriosas

Las playas de Punta Cana, ubicadas en República Dominicana, pasan por un momento de preocupación que repercute en su fuente más importante de recursos: el turismo. Esto se debe a que por primera vez registra una baja de turistas y creen que mucho tienen que ver las muertes que ocurrieron en el último año y medio.

Más de 10 personas fallecieron a fines de 2018 mitad de 2019, al principio se creía que había algo detrás de descesos que no podían explicarse al principio pero que luego se supo que fueron por causas «naturales». Aún estos hechos repercuten de manera negativa en los hoteles y en todo lo que respecta al turismo, empresarios hablan de que recién en un año se podrán recuperar.

Las playas más conocidas como Costa del Coco registran bajas significativas con menos huéspedes y con una difícil tarea de revertir esta actualidad.

La temporada actualmente se sostiene con los de mayor poder adquisitivo, muchos provienen de Canadá y Europa.

Uno de los gerentes de la compañía española Bahía Príncipe, expresó: «La mayoría de las cadenas líderes tuvo que ajustarse y cerrar el hotel o alguna sección para hacerle frente a esta situación. Algunos dicen que es para reparaciones y refacciones pero la realidad es la baja de huéspedes, por eso aprovechan para hacer arreglos y esperar a que más adelante el destino repunte. Creemos que esta realidad comenzará a cambiar después de mitad de 2020. Llevará seguramente un año recuperarse de la campaña negativa que se nos hizo».

Susana Arra, una turista argentina, dijo: «Hay muy poca gente en comparación con el año pasado. El servicio es muy bueno, pero ha impactado la noticia de las muertes. Nos animamos a venir porque ya teníamos el paquete comprado. Pero sí hubo americanos que nos recomendaron no venir, que era muy peligroso, como México. Pero adentro del complejo hay mucha seguridad, para grandes y chicos. Los gobiernos quieren prevenir a sus habitantes pero tampoco hay que meter pánico».

Un habitante y trabajador de la zona habló con La Nación y contó: «Ha bajado un poco la asistencia de los huéspedes. Ha sido por la mala propaganda que le dan al país, pero las muertes pueden ocurrir en cualquier lugar. Acá se vive feliz, esperando que vengan los turistas; los necesitamos, vivimos de ellos. Las ventas me han bajado como un 70%. Hay muy poco turista norteamericano, se han cancelado muchos vuelos y reservaciones. Se dicen tantas cosas de las muertes que uno no sabe a quién creerle».

 

El flujo de turistas extranjeros, sobre todo de Estados Unidos, se contrajo casi 5% durante 2019 y el año pasado se registró casi un 17% de baja.

 

Para justificar esto hablan de una «desafortunada campaña mediática sobre eventos lamentables ocurridos a algunos turistas procedentes de los Estados Unidos». El sector está a la espera de recuperarse en los próximos meses, con nuevas inversiones y captación de mercado en ferias internacionales.

Fuente: Diario26