¿Por qué hoy, 3 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Higiene?

¿Por qué hoy, 3 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Higiene?

Cada año, se celebra el 3 de septiembre el Día Mundial de la Higiene. Por qué se conmemora y qué recomiendan los especialistas.

Todos los años, se conmemora en el 3 de septiembre el Día Mundial de la Higiene. El motivo de esta celebración es para recordar la importancia de mantener una buena higienización para la prevención de posibles enfermedades.

Entre las afecciones que pueden prevenirse con una buena limpieza se encuentran el cólera, diarreas, infecciones, hepatitis y otras.

Según UNICEF, con el simple acto de lavarse las manos con agua y jabón se puede reducir la incidencia de infecciones respiratorias en un 23%. Como por ejemplo la neumonía, que es la primer causa de muerte en nenes menores de cinco años y por la cual mueren 1,8 millones de niños al año.

A su vez, el organismo notificó que más de 5 mil infantes del mismo margen de edad fallecen diariamente en el mundo debido a enfermedades diarreicas, causadas en parte por el agua contaminada, la falta de instalaciones de saneamiento básico y prácticas de higiene deficientes.

Es importante extremar las medidas de higiene para prevenir este tipo de enfermedades
Es importante extremar las medidas de higiene para prevenir este tipo de enfermedades

Qué se entiende por higiene

Por lo general, se considera a la higienización como el simple aseo del cuerpo propio. Sin embargo, este abarca otros tipos de limpieza como la de los hogares y alrededores, sitios laborales y los alimentos.

La limpieza de los productos alimenticios es sobre todo un punto a tener en cuenta. Las frutas y verduras crudas deben lavarse con agua potable, así como también es relevante el lavado de manos previo y posterior a su manipulación para eliminar gérmenes y bacterias.

La limpieza de alimentos es muy importante
La limpieza de alimentos es muy importante

A su vez, por el aumento de uso de pesticidas y  demás químicos en el cultivo, es muy importante su higienización a conciencia.

Para cerrar, también es esencial el buen secado después del protocolo de higiene. Los gérmenes se reproducen con mayor facilidad en los ambientes cálidos, por lo que se aconseja utilizar secadores de manos de aire frío para un resultado más higiénico al usar estos sistemas.