Papelón policial: llamó para pedir refuerzos por la aparición de un tigre y era una escultura

Papelón policial: llamó para pedir refuerzos por la aparición de un tigre y era una escultura

Policías armados y hasta un helicóptero fueron convocados para rastrear a un tigre que merodeaba un campo de la ciudad de Kent, en el Reino Unido. Todo se debió a una falsa alarma de un oficial: era una escultura hecha por un gran local.

La policía inglesa desplegó todo un operativo de respuesta armada después de recibir llamados e informes de ciudadanos que afirmaban que un depredador mortal estaba acechando la elegante aldea de Ightham, cerca de Sevenoaks.

Pero todos quedaron ridiculizados cuando el gran tigre resultó ser un modelo a escala real hecho de resina y alambre. No era otra cosa que una escultura hecha para una ciudadana de la zona llamada Juliet Simpson. La abuela, de 85 años, se rió del extraño incidente después de revelar que su hijo la había alertado sobre el drama.

 

 

“Duncan llamó y dijo que había policías armados en el camino que conducía a mi casa. ¡Diez de ellos! Para entonces pude ver el helicóptero arriba, y pensé: ‘Dios mío’. Entonces caminé por el camino y vi a la policía de Land Rover. Subí y les dije: “¿Quieren que les presente a este tigre?”, expresó la señora en diálogo con The Guardian.

La escultura, realizada hace 20 años, se encuentra junto a un camino público a unos 30 metros de la casa de la señora Simpson. El camino donde los policías locales vieron al tigre conduce a Ightham Mote, una casa señorial medieval del National Trust.

Los ciclistas que se encontraron con la policía en la escena revelaron que se les dijo que avanzaran rápidamente, en caso de peligro por la aparición de un tigre.