Obligan a una mujer a borrar mensajes contra su ex pareja en Facebook

Obligan a una mujer a borrar mensajes contra su ex pareja en Facebook

El Tribunal de Gestión Asociada de Mendoza ordenó a una mujer a borrar las publicaciones que realizó contra su expareja y su actual familia en su página de Facebook. Además la instó a que se abstenga de realizar más publicaciones con cualquier referencia, directa o indirecta, a su ex y su familia en publicaciones futuras.

El año pasado, el juez penal Eduardo Martearena, había condenado a Mónica Beatriz Molina por injurias, por lo que la mujer tuvo que pagar la suma de 10.000 pesos, además de publicar en su muro, durante siete días, la sentencia.

«Este caso lo que tiene de particular es una acción muy nueva que es ‘acción preventiva de daño’, que en Mendoza está regulada desde el 2018, y la sentencia es muy importante en ese sentido de cómo se usa esa acción», Bárbara Peñaloza, defensora del hombre.

«Teníamos un antecedente donde ya había una sentencia penal, así y todo, existieron publicaciones posteriores donde lo único que se utilizaba eran hashtags, pero que previamente habían sido utilizados con nombre y apellido», añadió.

En tanto, Molina habló este martes con la radio Nihuil, y dio su versión del hecho: «Yo he reclamado durante siete años una cuota alimentaria para nuestra hija, mientras el señor ostentaba una vida llena de lujos. He sufrido violencia de género, mi hija y yo (sic), tengo en mi cartera una perimetral hacia mi hija y hacia mí».

Para la jueza Ana Carolina Di Pietro “éste no es un conflicto entre intereses puramente privados sino que se enfrentan exigencias que hacen al interés general de la comunidad -acceso a la información, prohibición de censura previa, libertad de expresión- y los imperativos que protegen derechos fundamentales del individuo, los que también conforman el interés público”.

Tras analizar los 24 mensajes de Molina, la magistrada advirtió que “en los casos de las publicaciones identificadas en el escrito de demanda… se ha mencionado, sin nombrar o indicar el nombre expreso del denunciante y de su familia al hacer alusión a “padre de mi hija”, “#padre perfecto”, “familia en Brasil”, “nuestra hija” y cuando publica resoluciones en las cuales se hace referencia a procesos judiciales existentes entre las partes”.

Además sostuvo que la mujer hacía referencia a todos los demandantes y que las publicaciones “afectan a la vida privada y el honor de los actores, especialmente a los actores menores de edad. Advierto, en consecuencia, que las mismas generan daño a los accionantes en su honor y vida privada teniendo en cuenta que, de las acusaciones vertidas por la señora Molina, resulta fácil la identificación de los demandantes”.