Nuevo protocolo: así será viajar en avión en nuestro país cuando regresen los vuelos comerciales

Nuevo protocolo: así será viajar en avión en nuestro país cuando regresen los vuelos comerciales

Hasta que exista el cierre de las fronteras nacionales y la circulación entre provincias, viajar en avión por motivos turísticos o de trabajo no es posible. Hay excepciones, y son los vuelos especiales cuyos asientos se ocupan con personas que han quedado varadas.

El Gobierno argentino, a través de las resoluciones 143/2020 y 144/2020 de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) extendió la prohibición de vuelos comerciales domésticos o internacionales desde el territorio nacional, así como la venta de tickets aéreos, hasta el 1° de septiembre. Recién a partir de esa fecha las compañías aéreas podrán regularizar sus operaciones.

No obstante, la empresa Aerolíneas Argentinas ya tiene preparado su nuevo protocolo de seguridad e higiene para cuando se pueda volver a volar. Las medidas adoptadas siguen las recomendaciones de organismos internacionales de aviación —como International Air Transport Association (IATA) y AirportsCouncil International (ACI) —, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación.

El sector del check in fue rediseñado para garantizar el distanciamiento social

Ya nada será igual. Varios de los pasos que se daban antes de abordar el avión se verán afectados. Infobae viajó en uno de los vuelos especiales (se realizan dos por semana) que la línea de bandera organiza para los varados o quienes pueden hacerlo razones de fuerza mayor.

Antes de subir al Embraer 190 del vuelo 2709 con destino final al Aeropuerto Internacional José de San Martín de Resistencia, hay que sortear los cambios, que se inician en la entrada misma del Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires.

Estación de higiene con dispenser de alcohol en gel dispuestos en todos los sectores del Aeropuerto Jorge Newbery

Si la llegada anticipada al aeropuerto siempre fue una de las preocupaciones a la hora de viajar, en la “nueva normalidad” habrá que ser aún más previsor. Si se calculaban dos horas de antelación para tomar un vuelo de cabotaje, ahora es preciso calcular más tiempo para poder cumplir con todo el protocolo. No dicen oficialmente cuánto tiempo más habrá que reservar, pero la recomendación son tres horas.

Otra imagen frecuente eran las despedidas de familiares, parejas o amigos en el lobby del aeropuerto. Esas escenas quedarán en el olvido: solamente pueden ingresar los pasajeros. Y, por supuesto, estos deberán estar con tapabocas puesto durante todo el viaje.

Entre las novedades se cuentan los controles sanitarios, que se llevan a cabo justo en la puerta de la terminal de partidas. Allí se toma la temperatura, que debe ser inferior a 37.5 para poder ingresar al sector del check-in.

Fuente : infobae