Nada de papas, tomates, lácteos ni harinas: la dura dieta de Luis Scola

Nada de papas, tomates, lácteos ni harinas: la dura dieta de Luis Scola

Luis Scola, el capitán de la Selección masculina de básquet, sigue una dieta absolutamente estricta a fin de llegar en el mejor estado posible.

Mañana la Argentina irá por la final del Mundial de Básquet, instancia a la que llega tras décadas. El seleccionado masculino de básquet se enfrentará con su par de España. Todas las miradas del deporte están sobre ellos, y en particular sobre su capitán, Luis Scola.

A los 39 años Scola demostró que se encuentra en un momento excelente, y que rinde mejor que nunca. De hecho, tuvo un papel trascendental en el último partido, frente a Francia. Pero… ¿cómo hace para llegar tan bien? Entre otras cosas, cuida mucho de su alimentación.

Recientemente se conoció la dieta que sigue Luis Scola para mantenerse en forma y rendir de manera óptima. La misma es bastante simple y ordenada: se levanta y no desayuna, entrena en ayunas. Almuerza a las 14.30, no merienda, y cena a las 20.

En la dieta de Luis Scola está prohibido comer: lácteos, cereales, azúcares, papa, tomate, pimientos, berenjenas, legumbres, y pastas. Come muy poca carne roja, y también muy pocas frutas. Lo que sí puede comer, y en cantidad, son: pescado, verduras, huevos y alimentos con grasas “buenas”. Dentro de este último grupo se encuentran: paltas, almendras, nueces, avellanas y cocos.

Dentro de los motivos por los cuales sigue este plan de alimentación se encuentra la limpieza de los intestinos que logra con él. Además, mantiene al sistema inmune en alerta, y previene las lesiones.

Descubrí un montón de aristas importantes sobre la alimentación, como la ética detrás de la producción de comida y la salud a nivel general en esta ola de productos genéticamente modificados, de soja y feedlot (corral donde se ceban animales)“, explicó Luis Scola sobre los motivos que lo llevaron a esta dieta.

En TN consultaron con varios especialistas respecto a este tipo de dietas. Una de ellas, la coordinadora del grupo de Comunicación y Educación Nutricional de la Sociedad Argentina de Nutrición,  Andrea Rochaix (MN 1506).

Al respecto, analizó: “Indudablemente, nos seduce escuchar recetas rápidas que nos inspiren al cambio, que nos propongan soluciones mágicas; nos pasamos la vida buscando al alimento perfecto fuente de juventud, protector de todo mal; el que nos haga salir campeones, el problema es que ese o esos alimentos no existen, no hay evidencias validas que avalen estos consejos“.

La recomendación general es que cada persona consulte con un especialista antes de seguir una dieta. Y es que estas deben ser ajustadas a la realidad de cada persona. No necesariamente lo que le funciona a una le va a servir a la otra.

Mucho menos si se toman en consideración dietas tan estrictas como la de Luis Scola, especialmente diseñada para él.

Fuente: TN.