Music News Quiénes son los artistas detrás de «Jerusalema», la esperanzadora canción sudafricana que suena en todo el mundo

Music News Quiénes son los artistas detrás de «Jerusalema», la esperanzadora canción sudafricana que suena en todo el mundo

Gracias a las redes sociales, un sonido contagioso y un mensaje esperanzador más que necesario en estos días de incertidumbre y miedo, por primera vez en la historia una canción de Sudáfrica se posiciona entre las más escuchadas en todo el mundo: «Jerusalema» asciende en los rankings globales y se consolida como firme candidata para ser el tema musical de 2020. La historia de este hit, sin embargo, tiene poco de estrategia empresarial y mucho de felices coincidencias.

Todo comenzó en agosto del año pasado, cuando el músico Kgaogelo Moagi -de sólo 24 años y criado en la provincia de Limpopo, en Sudáfrica- terminó de componer un tema inspirado en sus búsquedas espirituales al que le inyectó sonidos típico de la música tecno y disco. Era una combinación tan novedosa como explosiva: retomar temáticas del género gospel pero con el objetivo puesto en la pista de baile.

Escrita en idioma venda -una lengua nigerocongolesa-, ni bien los compañeros de Moagi escucharon el demo de la canción quedaron fascinados y le aseguraron que tenía un hit entre manos. Así que el músico y productor, cuyo nombre artístico es Master KG, decidió convocar a la cantante Nomcebo Zikode para que le ponga su voz.

Zikode, de 26 años, era un virtual desconocida incluso en su país pero de inmediato conectó con el sentido profundo del tema y lo interpretó con pasión y mucha energía. Ella y Master KG grabaron juntos la canción y la editaron como sencillo, sin demasiada repercusión.

Sin embargo, cuando «Jerusalema» fue subida a la plataforma YouTube a finales de noviembre, logró superar el millón de reproducciones en menos de una semana, demostrando que había interés genuino por parte de la audiencia. Eso hizo que comenzara a sonar en todas las radios y discotecas de Sudáfrica y se convirtiera en un éxito local.

El tema pronto llamó la atención de otras latitudes, como en Francia, en donde la compañía Warner detectó su potencial como hit internacional y decidió lanzarlo como single en ese país. Fue el primer paso para que Europa lo conociera: desde las tierras galas se fue trasladando a Alemania y España.

Pero el toque final llegaría gracias a TikTok: un grupo de usuarios de Angola crearon una coreografía para la canción, que comenzó a multiplicarse por toda la plataforma bajo el hashtag #JerusalemaChallenge. Pronto, el sonido contagioso de la composición atrajo a más y más oyentes, haciendo que muchos comparen el fenómeno que se está viviendo con lo que sucedió décadas atrás con «Macarena», el hit de la banda española Los del Río.

Un desafío de TikTok volvió a Jerusalema un hit global

Pero a diferencia de esa canción que dominó los rankings en la década del 90, aquí «Jerusalema» no solo tiene una melodía totalmente identificable y que invita a bailar, sino que también incluye un mensaje de esperanza: está dedicada a «la nueva Jerusalem», una ciudad celestial en la que todas las personas que buscan a dios podrán encontrarse, más allá de su religión.

Las celebridades también se están sumando a esta nueva movida: Janet Jackson y Chance The Rapper tuitearon grandes elogios a Master KG y el mismo Cristiano Ronaldo se filmó bailando el tema en sus stories de Instagram hace algunos días.

«Jerusalén es mi casa, sálvame y camina conmigo, no me dejes aquí porque mi lugar no está aquí, mi reino no está aquí: ¡guíame!», canta Zikode en idioma venda. La intérprete aprovechó el suceso del tema para sacar su primer disco solista, Xola Moya Wam, que incluye la canción y que ya es disco de oro en sitios totalmente inesperados como Rusia y Rumania. Se trata de un hito inesperado para una cantante que tiene más de 15 años de carrera en los escenarios de su país, pero siempre como corista.

No hay dudas de que el mensaje esperanzador y positivo de «Jerusalema» logra atravesar las barreras del idioma y las fronteras geográficas, incluso logrando que quienes están involucrados con la canción comprueben un renacer en sus carreras.

En pleno crecimiento, es difícil saber hasta dónde llegará «Jerusalema». Esta semana superó las 170 millones de reproducciones en YouTube, está entre las cinco canciones más escuchadas de Spotify a nivel global y superó las 20 semanas en el primer puesto del ranking de la app Shazam. Se trata de cifras rara vez vistas para una canción que no es en inglés o de una figura consolidada, y sin dudas marca un hito sin precedentes para un artista del continente Africano.