¿Mito o verdad? Las canas evitan que se nos caiga el cabello

¿Mito o verdad? Las canas evitan que se nos caiga el cabello

La aparición de canas puede deberse a varios factores pero ¿exista una relación entre las canas y la caída del cabello?

¿Mito o verdad? Las canas evitan que se nos caiga el cabello
¿Existe una relación entre la caída del cabello y las canas?

Las canas suelen estar asociadas a la vejez. Todo el mundo tuvo abuelitos o abuelitas con cabellos blancos pero ahora con las diferentes tinturas, muchas mujeres, y cada vez más varones, prefieren teñirse en vez de lucirlas.

Pero existe una leyenda popular que dice que quien no tiene canas se queda calvo por lo que intentaremos definir si esto es mito o realidad.

El origen de las canas

La fibra del cabello está compuesta por excreciones de queratina, una proteína que es expulsada por las células de los folículos pilosos. Así el cabello va creciendo siempre que el tejido folicular excrete la queratina.

 

Además, de los células foliculares coexisten los melanocitos que tiñen la queratina con melanina. Esta es la responsable del tono de nuestra piel o nuestras pecas.

Estos melanocitos tiene una cierta vida útil y puede ser más corta que la de las células foliculares. De este modo, si no hay melanocitos pero sí queratina, esta no será teñida y el cabello crecerá blanco o grisáceo, sea canoso.

Los factores que influye en su aparición

Uno de los factores que influyen en la aparición de canas es el genético. Un estudio desarrollado por el University College de Londres logró identificar un gen que diferencia a los cabellos canosos y no canosos: el IRF4.

Otro de los factores es el estrés emocional que puede darse de forma intensa en un momento específico o el estrés crónico que tiene constancia en el tiempo e incluso la falta de descanso.

También existen factores exógenos, como la edad. Es que la vida útil de los melanocitos va mermando con los años.

Finalmente, otra causa es la contaminación ambiental. Un análisis realizado por la Mayo Clinic de Minesota determinó que existen más cabezas canosas en las grandes urbes y cuidades industriales que en el campo. Presuntamente esto se debe  a que los radicales libres matan a los melanocitos.

¿Existe una relación entre las canas y la caída del cabello?

Según la dermatóloga María Rosa Martí se trata de una leyenda urbana, un mito. La doctora explica que se debe a dos fenómenos distintos: “la caída del cabello suele corresponder a unos patrones genéticos y la del caneo a otros diferentes”.

Además, el estudio de University College de Londres tampoco encontró relación entre las canas y de caída del cabello.

Incluso, la dermatóloga explica que tener cabellos grises no significa que tiempo después ese mismo cabello no se caiga.

También aconseja que se acepte la llegada de las canas sin mayores vueltas y que se evite arrancarlas ya que eso promueve el daño folicular y por ende la caída del cabello.