Masajes y cuentos a la vez para dormir a los niños, ¿cómo es la ‘app’ que se populariza entre los padres?

Masajes y cuentos a la vez para dormir a los niños, ¿cómo es la ‘app’ que se populariza entre los padres?

Storybook fue lanzada hace poco más de un año y ya ha estado en el primer lugar en 60 países en la categoría ‘Ser Padres’ de una plataforma de descargas.

A principios de 2015, los ecuatorianos Daniela Vega y su esposo Francisco Cornejo se fueron a vivir a Australia, con sus dos pequeños de 1 y 3 años. El motivo: el esposo se había ganado una beca de dos años y escogió este país para hacer un máster en comunicación.

La estadía en Australia se tornó un poco difícil, además de estudiar, Cornejo debía trabajar para cubrir los gastos familiares. Él, a diario, «salía a las 7:00 de la mañana de la casa y llegaba a las 10:00 de la noche», mientras su esposa se quedaba a cargo de los niños, cuenta en entrevista con RT.

«Fue un tiempo muy difícil, de mucha frustración, de mucha ansiedad, incluso ella llegó a estar en un estado de depresión […] a veces la encontraba llorando en una esquina sin saber qué más hacer, con los niños todavía despiertos», relata el entrevistado.

La situación económica mejoró un poco. Los esposos encontraron una guardería para el niño mayor y Daniela comenzó estudiar inglés, clases a la que asistía con el más pequeño. Ahí, una compañera le recomendó un curso de masajes infantiles, en el que la Asociación de Masajes Australiana la acreditaba como terapeuta infantil, al que luego se inscribió.

Vega comenzó a practicar los masajes con su pequeños y notó que eran más efectivos cuando los aplicaba mientras les contaba algún cuento: «Ellos se interesaban más por recibirlo», dice Cornejo.

«Desde que ella comenzó a hacer los masajes logró conectarse de nuevo con los niños, sentirse una mamá que ya no solo proveía de sus necesidades, sino que también les daba amor, tiempo, cariño», detalla el esposo, que dice que tras ello hubo, además, cambios en el comportamiento de los pequeños, quienes desde entonces pedían su pequeño tiempo de terapia a diario.

Storybook

Vega intentó hacer los masajes mientras leía una historia de algún libro, pero le era difícil hacer las dos cosas al mismo tiempo: «Leer el cuento de un lado, mientras veía las instrucciones del masaje en otro», narra Cornejo, explicando que el masaje no era fluido y los menores perdían el interés.

Con esa experiencia, y tras ver los resultados de los masajes combinados con los cuentos en sus pequeños, Vega le propuso a su esposo la idea de hacer una aplicación móvil, que facilitara el proceso.

Cornejo, que para entonces trabajaba en una empresa de desarrollo de aplicaciones, expuso la idea a su jefe, quien se mostró interesado, pero antes, quería probar con su hijos, de edades similares a los de la pareja ecuatoriana.

«Me llamó un par de días después y dijo que le pareció espectacular. Aceptó hacer la aplicación y ese fue el salto de una idea a ponerla en marcha», cuenta el entrevistado.

A la aplicación le dieron el nombre de Storybook. Cornejo y Vega regresaron a Ecuador en 2017, pero el desarrollo de la ‘app’ siguió en marcha, con su ahora socio australiano.

¿Cómo funciona la ‘app’?

En el primer trimestre de 2018 fue lanzada oficialmente la aplicación, que a la fecha ha estado en primer lugar en la categoría ‘Ser Padres’ de la plataforma de descarga Google Play en más de 60 países.

«Cuando tú abres la aplicación, escoges cuáles son los malestares de tu hijo o lo que quisieras trabajar con él y, en base a eso, la aplicación te recomienda cuentos», explica Cornejo. Por ejemplo —dice— «si tú dices que tu hijo tiene problemas para eliminar gases, la aplicación te va a recomendar cuentos para el estómago». La pequeña terapia se aplica a niños desde prematuros hasta los 12 años.

Cornejo comenta que la ‘app’ va guiando al padre en lo que tiene que hacer. «Muestra la técnica del masaje, y mientras lo realiza, la aplicación va contando la historia», detalla. «El niño está echado, lo único que va a escuchar es el cuento; por ejemplo, el hipopótamo sube la escalera y con sus manos el padre va simulando el movimiento del hipopótamo a través de la espalda del pequeño», dice.

No obstante, la aplicación también tiene una opción para desactivar la narración y sale el cuento para que el padre lo pueda leer, junto a las instrucciones de la técnica del masaje. «Daniela siempre motiva mucho a que hagan eso, pero normalmente, al principio, como estás concentrado en el masaje y aprendiendo las técnicas, es más fácil que la aplicación cuente y ya con un poco más de experiencia puede ser el padre quien narre la historia», menciona el entrevistado.

Actualmente la aplicación cuenta con 26 cuentos, que son para diferentes partes del cuerpo: «la cara, piernas, pecho, estómago, espalda», enumera Cornejo. Está en español, inglés y portugués; será traducida también a francés y alemán y, más adelante, a mandarín y otros idiomas asiáticos.

Conexión padres e hijos

«Daniela ha escrito cuentos que permitan a los niños conectarse a los papás, conversar, hablarles de emociones», señala el esposo de la creadora de la ‘app’.

En este sentido, afirma que «muchos padres, porque así fueron criados o por otras razones, no expresan sus sentimientos a los hijos». Por ello, comenta que, por ejemplo, hay cuentos relacionados con el amor de los padres hacia los hijos y viceversa.

Fuente: RT