Lo detuvieron al creer que estaba ebrio: tenía un ACV

Lo detuvieron al creer que estaba ebrio: tenía un ACV

Un hombre de 73 años demandó a la policía de Airdrié, Canadá, a las agencias estatales que la dirigen y a los agentes que estuvieron a cargo de su detención en 2015 por un error que casi le cuesta la vida y que le modificó para siempre su día a día.

El canadiense estuvo recluido durante 18 horas en una celda porque los efectivos creyeron que estaba ebrio o intoxicado con alguna sustancia o incluso alcoholizado. Sin embargo, el sujeto, detenido cuando caminaba por la calle, estaba sufriendo un ataque cerebrovascular.

Además de permanecer encerrado, Alan Ruel, el denunciante, no recibió atención médica, por lo que actualmente convive con graves secuelas. Por tal motivo, inició una demanda de 4,5 millones de dólares contra las autoridades mencionadas. Según publica el sitio RT Actualidad, Ruel fue interceptado por los agentes en las cercanías de un bar.

El hombre hablaba con mucha dificultad, intentaba hacerse entender con los oficiales para que le hicieran el test de alcoholemia y después que lo acercaran a algún centro asistencial. Pero los agentes, al verlo desordenado en su aspecto, decidieron llevarlo arrestado a la sede policial.

Según la defensa de la Policía, la detención fue justificada y niegan que el sujeto haya tenido problemas médicos al momento de ser interceptado por los efectivos. Si bien el abogado de Ruel, Matheu Farell, admitió que pudo haber una confusión, advirtió que los agentes deberían haber prestado “más atención” en su proceder, ya que era evidente que su cliente estaba pasando por una crisis de salud. “Tendrían que haber notado que algo no estaba bien, que algo no encajaba”, apuntó a la prensa local.

Un video de las cámaras de seguridad de la celda, donde permaneció Ruel, demuestra que no recibió atención médica ni de ningún tipo durante las primeras 12 horas.

Los especialistas explicaron que las primeras horas posteriores a una ACV son fundamentales para evitar daños irreversibles. Las imágenes son reveladoras ya que captan el momento en que el aprehendido sufre un segundo derrame, que según un informe neurológico fue peor que el primero. Recién a las 18 horas de haber sido apresado, un policía se acercó hasta Ruel, quien no podía levantarse del piso. Una hora más tarde fue llevado a un hospital.

A cuatro años del incidente, Ruel camina con dificultad y tiene una movilidad reducida en todo su costado izquierdo. Como todo esto tiempo lo ha dedicado a la rehabilitación y tiene problemas para conseguir trabajo, solicita una indemnización por los daños causados por la mala praxis policial. Según el informe médico, de haberlo asistido en tiempo y forma las consecuencias no hubieran sido tan graves en el presente de Ruel. Ahora, será la Corte canadiense la que defina con las pruebas en mano qué sucederá con el caso

Primera causa de incapacidad mundial

El Accidente Cerebrovascular (ACV) es una patología que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), representa la segunda causa de muerte y la primera de incapacidad entre los adultos. En el mundo 15 millones de personas sufren un evento vascular cerebral al año en todo el mundo. Y en la Argentina se produce un accidente cerebrovascular cada 9 minutos: 126.000 casos.

Esto se traduce en que mueren 18.000 individuos por año en nuestro país por esta causa. Un dato excluyente es que el 50% tiene su causa debido a la hipertensión arterial.