Lily Collins (‘Emily in Paris’): su mala relación con Phil Collins, anorexia y boda en camino

Lily Collins (‘Emily in Paris’): su mala relación con Phil Collins, anorexia y boda en camino

Darren Star lo tiene muy difícil para hacernos olvidar una de sus creaciones más icónicas, ‘Sexo en Nueva York’, pero de momento sí podemos decir que ha logrado un éxito espectacular con su nueva apuesta de ficción, ‘Emily in Paris’, que arrasa desde su estreno en Netflix. Una comedia romántica sin pretensiones cuyo argumento bebe en parte de la serie protagonizada por Sarah Jessica Parker y también del ‘Diablo viste de Prada’, en la que se abunda en los tópicos sobre la capital francesa, que, todo hay que decirlo, retratan de manera sofisticada y espectacular, lo que es un deleite para el espectador. Los guionistas no se dejan nada en el tintero: desde el amor libre a los fumadores compulsivos, pasando por la gastronomía más exquisita y la moda más sofisticada, frente al pragmatismo estadounidense sin una cultura humanista detrás, pero que a la larga da mejores resultados empresariales. Por ese motivo, la crítica gala ha sido demoledora porque la considera una sucesión de clichés y estereotipos sobre su país, pero, al final, son los visionados los que mandan, y las cifras están siendo excelentes.

Para encarnar a la protagonista, una joven especialista en marketing y redes sociales que viaja desde Chicago a la Ciudad de la Luz, han elegido a Lily Collins, una actriz ya con una notable trayectoria a sus 31 años. Debutó en 2009 en la miniserie de reencuentro de los protagonistas de ‘Sensación de vivir’, y ese mismo año interpretó a la hija de Sandra Bullock en ‘Un sueño posible’, película que, por cierto, le valió un Oscar a la que por aquel entonces era la reina de las comedias románticas, pero su gran oportunidad llegaría en 2012 cuando protagonizó junto a Julia Roberts ‘Blancanieves (Mirror, mirror)’, que le abriría el camino a papeles cada vez con más enjundia en ‘Miss Sinclair’ junto a Julianne Moore, ‘Cazadores de sombras: Ciudad de hueso’, ‘Los imprevistos del amor’, ‘La excepción a la regla’, dirigida por Warren Beatty, por la que fue nominada la Globo de Oro, o ‘Hasta los huesos’.

Esta película de 2017 es especialmente significativa en su filmografía porque se mete en la piel de una estudiante de arte que sufre anorexia y que se somete a un insólito tratamiento proporcionado por un médico al que interpretó Keanu Reeves. Un trabajo con el que se sintió particularmente identificada, pues ella misma lo había sufrido y habló sobre este duro asunto en el libro ‘Unfiltered: no shame, no regrets, just me (Sin filtros: sin vergüenza ni arrepentimientos, solo yo)’.

Rodarla fue una experiencia delicada, como ella misma desveló en diversas entrevistas promocionales: «Soy actriz y, como tal, tenía la responsabilidad de parecerme al personaje tanto como fuera posible. Como consecuencia de mi profesión, a veces subes de peso, a veces bajas, te cambias el color del pelo y te transformas física y emocionalmente para cada papel que intepretas. Quería homenajear a la chica de 16 años que fui y que pasó por todas estas cosas. Para conseguirlo tuve que cambiar físicamente. Bajé de peso, pero bajo la supervisión de un nutricionista, de mi madre, de la directora y de los productores. Me sentí en un ambiente muy seguro para hacerlo”.

En cuanto al libro, debemos subrayar que se trataba de una valiente recopilación de textos en los que hablaba de numerosas cuestiones, entre otras, la relación que había mantenido con su padre, el músico Phil Collins, quien, antes de triunfar en solitario e incluso hacer algunas incursiones en el cine, había militado en el grupo Genesis. «Te perdono por no haber estado siempre que te he necesitado. Y por no ser el padre que esperaba», eran las duras palabras que dedicaba a su progenitor, en un honesto gesto de pasar página y apostar por un futuro de concordia. «Te perdono los errores que has cometido. Y aunque parezca que es muy tarde, no lo es. Aún hay mucho tiempo para seguir adelante».

“Todos tomamos nuestras decisiones, y aunque no excuso la tuyas, al final del día no podemos reescribir el pasado”, escribía la actriz. “Estoy aprendiendo cómo aceptar tus acciones y a verbalizar cómo me hacen sentir. Acepto y honro la tristeza y la ira que sentí sobre las cosas que hiciste o no hiciste, que me diste o no me diste”, concluía en uno de los capítulos del libro que ponía sobre la mesa lo traumática que había sido la ruptura de sus padres.

El divorcio de sus padres

Lily es la única hija del segundo matrimonio del músico con Jill Tavelman, que acabó de una de las peores maneras por su parte: tras una infidelidad y comunicando la ruptura por un fax cuando ella tenía solo cinco años. Unas circunstancias muy difíciles, que se agravaron más si cabe cuando Collins se divorció de su tercera esposa, Orianne Cevey, con quien retomó su relación en 2016, lo que la llevó a afirmar en plena promoción del mencionado libro que «muchas de mis inseguridades más profundas tienen su origen en estos temas de mi padre», en declaraciones a la revista ‘Modern Luxury’, en la que admitía, además, que no le había resultado fácil verbalizar estas cuestiones: «Escribir sobre alguien a quien la gente ya conoce es una situación extraña, pero desconocen mi experiencia con él. Soy solo una hija hablando con su padre y sentí que esta carta era apropiada porque puede ser extrapolada a cualquier relación entre padres e hijos».

Ahora Lily disfruta de ser una emergente estrella de Hollywood y de su felicidad de pareja junto a Charlie McDowell, hijo del emblemático actor Malcolm McDowell (‘La naranja mecánica’, ‘Calígula’) y de la espléndida actriz Mary Steenburgen (ganadora de un Oscar por ‘Melvin y Howard’), con quien está comprometida desde el pasado mes de septiembre. «Llevo toda mi vida esperándote y ya no puedo esperar a pasar el resto de nuestros días juntos», escribía en su perfil de Instagram la actriz para regocijo de sus 19,5 millones de seguidores, junto a una foto en la que aparece besándose con su prometido (este había sido hasta hace algo más de un año novio de la acriz Emilia Clarke, Daenerys Targaryen, en ‘Juego de tronos’) y mostrando su espectacular anillo de compromiso.

Sus anteriores parejas

Del historial sentimental de Lily Collins debemos destacar que ha sido pareja de algunos de los guapos más deseados de Hollywood, como Zac Efron, Taylor Lautner, uno de los protagonistas de la saga ‘Crepúsculo’, y el cantante y actor Jamie Campbell, pero parece que ha decidido pasar por el altar junto a Charlie McDowell, previsiblemente en 2021. El director de cine, además de con la ya mencionada Emilia Clarke, también tuvo una relación de seis años con Rooney Mara (ahora pareja y feliz madre junto a Joaquin Phoenix) y otras más efímeras con las actrices Haylie Duff y Phoebe Tonkin.

 

Sobre la filmografía de este emergente cineasta debemos destacar que debutó en el largometraje con ‘The one I love’ en 2014, a la que seguiría en 2017 ‘The Discovery’, en la que dirigió a su madre y a Robert Redford, y algunos episodios de series de televisión. Su próximo proyecto es ‘Gilded Rage’… ¿Quién será su protagonista? Lo habéis adivinado: Lily Collins.