Las dietas que causan más muertes que el cigarrillo a nivel mundial

103

El debate se instaló hace tiempo: la industria alimenticia nos está matando a todos. Los alimentos que ingerimos están contribuyendo a la muerte temprana de unas 11 millones de personas al año, según un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet.

La última edición del Estudio de la Carga Global de las Enfermedades encontró que nuestra dieta diaria ya mata más que el tabaco y actualmente está vinculada a una de cada cinco muertes en todo el mundo. La sal, ya sea que esté contenida en el pan, la salsa de soja o las comidas procesadas, es la que recorta el mayor número de vidas en todo el mundo, cita BBC Mundo.

El Estudio de la Carga Global de las Enfermedades es la evaluación más autorizada sobre las causas de muerte de las personas, en todos los países del mundo. Así, el análisis más reciente utilizó estimaciones de los hábitos alimenticios de 195 países para determinar con qué frecuencia la dieta acortaba vidas.

La investigación, explican los investigadores, no trató sobre la obesidad, sino sobre las dietas de “mala calidad” que dañan el corazón y causan cáncer.

 

¿Qué dietas causan más daño?

Según la investigación, las dietas peligrosas son las que contienen:

-Demasiada sal (3 millones de muertes)
-Muy pocos granos integrales (3 millones de muertes)
-Muy poca fruta (2 millones)

El resto de las causas principales se asoció a bajos niveles en el consumo de nueces, semillas, verduras, fibra y omega-3, proveniente de mariscos. “Encontramos que la dieta es uno de los impulsores dominantes de la salud en todo el mundo. Es algo que tiene bastante peso”, dijo a la BBC el profesor Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

Entre los grupos de alimentos poco saludables, el consumo de sodio y bebidas endulzadas con azúcar superó el nivel recomendado en casi todas las regiones, incluyendo América Latina. La región también se distinguió negativamente por su consumo excesivo de carne roja en Sudamérica (Argentina, Chile, Uruguay, Brasil y Paraguay) y grasas trans (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela).

En el lado positivo, sin embargo, también se destacaron los buenos niveles de consumo de legumbres en el Caribe, Brasil y Paraguay. Es Perú, sin embargo, el país latinoamericano con la menor tasa de muertes por mala alimentación, con 106,9 por cada 100.000 habitantes, lo que lo ubica en la novena posición a nivel mundial.

Los peores ubicados son Haití (425,3 por cada 100.000), Honduras (271,1), República Dominicana (256,4), Bolivia (249,3) y Venezuela (239). México, por su parte, se ubica en el puesto 57 a nivel mundial y en la mitad de la tabla latinoamericana con una tasa de 192,6 muertes por cada 100.000 habitantes.

Pero el país norteamericano también registró el mayor número de muertes por diabetes 2 (asociado al alto consumo de azúcar) de los 20 países más poblados del mundo y también fue el número uno por muertes vinculadas al bajo consumo de nueces y semillas.

¿Por qué lo que comemos está matando a la gente?

Alrededor de 10 de las 11 millones de muertes relacionadas con la dieta se debieron a enfermedades cardiovasculares, lo que explica por qué la sal es un problema tan grave. Demasiada sal eleva la presión arterial, lo cual a su vez aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

La sal también puede tener un efecto directo en el corazón y los vasos sanguíneos, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca. Los granos enteros, las frutas y las verduras tienen el efecto contrario: son “cardioprotectores” y reducen el riesgo de problemas cardíacos. Los cánceres y la diabetes tipo 2 conformaron el resto de las muertes relacionadas con la dieta.

Anna Díaz Font del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer dijo a la agencia PA: “Este estudio es muy importante porque demuestra el importante papel que juega la dieta en la salud de individuos y poblaciones”. “Nuestras propias investigaciones muestran que tener una dieta deficiente aumenta el riesgo de cáncer y obesidad, lo que incrementa aún más el riesgo de 12 tipos diferentes de cáncer”

¿Qué tan lejos está el mundo de una dieta perfecta?

Ningún país es perfecto y cada uno favorece una parte de una dieta saludable más que otros. Este gráfico muestra cuál alejado está el mundo de una dieta óptima.

¿Más nueces y semillas?

Según el estudio, los alimentos saludables que faltaban en la mayoría de las dietas en todo el mundo son las nueces y las semillas. Esa carencia es, de hecho, la principal causa de muertes vinculadas a la dieta en toda América Latina.

Y los lectores asiduos de BBC Mundo se habrán dado cuenta de que estos mismos alimentos figuraron en gran medida en la “dieta planetaria” que se dio a conocer en enero, con el fin de ayudar a salvar vidas, al planeta y alimentar a 10 mil millones de personas.

Entonces, ¿por qué no los comemos?

La profesora Nita Forouhi, de la Universidad de Cambridge, dice: “La percepción es que son pequeños paquetes de energía que te harán engordar. Pero lo cierto es que están llenos de grasas buenas”. “Y la mayoría de la gente no los ve como un alimento común. El otro problema es su costo”.

¿Qué países tienen una mejor dieta?

Los países mediterráneos tienen uno de los números más bajos de muertes relacionadas con la dieta, a nivel mundial. De hecho, Israel tiene la tasa de muertes relacionadas con la dieta más baja de todo el planeta: 89 por cada 100.000 personas, por año, seguido de Francia y España.

Los países del sudeste, sur y centro de Asia, por su parte, se encuentran en el extremo opuesto del espectro. Y el país con la peor tasa de muertes más relacionadas con la dieta es Uzbekistán: 892 por cada 100.000 personas, por año. Los casos de Japón y China, por su parte, reflejan su relación cambiante respecto a la sal.

China consume enormes cantidades de sal con las salsas saladas como la de soja, una parte clave en la cocina de ese país. Pero la creciente popularidad de los alimentos procesados ​​está introduciendo todavía más sal en la dieta de los chinos, que tienen la tasa de mortalidad más alta del mundo, en lo que respecta al consumo de sal.

¿Y América Latina?

En América Latina, como ya se dijo, Perú es el país con la dieta más saludable, seguido de Puerto Rico (125,7 por cada 100.000 habitantes), Panamá (142,8), Colombia (143,1), Costa Rica (153,2) y Chile (158,3). Y, en términos generales, la región tiene un porcentaje de muertes asociadas a la dieta menor que el promedio global (22%), destacándose en especial los países andinos (Bolivia, Ecuador y Perú) con solamente un 15% de muertes vinculadas a la dieta.

Curiosamente, sin embargo, la región andina es la única de América Latina que consume menos legumbres que el promedio global, aunque la denominada “Latinoamérica central” (México, Centroamérica, Colombia y Venezuela) tampoco llega al nivel óptimo recomendado. Y si bien los países latinoamericanos también son los que más frutas consumen en todo el mundo, siguen estando lejos de lo que recomiendan los expertos.

En promedio, la región también está muy lejos del nivel óptimo -y del promedio global- en lo que tiene que ver con el consumo de vegetales y Omega 3, excediéndose por el contrario en la ingesta de carnes rojas, carnes procesadas, sodio, gasas trans y bebidas azucaradas.