La pornografía, una causa de la disfunción eréctil

125

Es uno de los mayores temores en los hombres y es más normal de lo que se piensa. La disfunción eréctil afecta los hombres de todo el mundo, sin importar clase social ni edad. Según las estadísticas, entre 20 y 30 millones de personas la sufren, aunque solamente el 18% de ellos lo consulta con un médico especialista. Además, se cree que entre el 14% y el 35% de los hombres jóvenes la experimentan.

Es la incapacidad repetida de lograr una erección para desenvolverse sexualmente de una manera satisfactoria. La evidencia, clínica y anecdótica, reveló que el uso de pornografía es un factor significativo en ella. “Al considerar un fracaso no poder clonar en la escena sexual propia lo que se vio y admiró de un video o película porno, sobreviene un estado de ansiedad, impotencia y frustración. Si los jóvenes consultaran, podrían descubrir cuáles son sus posibilidades reales y las técnicas que deberían implementar para lograr sus objetivos sexuales”, comentó la doctora Beatriz Literat, médica sexóloga clínica y ginecóloga del Departamento de GinecoSexo-Estética de Halitus Instituto Médico.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior, los millennials tienen menos relaciones sexuales que la generación anterior a ellos. Y el aumento en el uso de la pornografía sería una de las causas. Para Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, las creencias erróneas respecto al rol sexual masculino en la relación influyen negativamente, llevando muchas veces a la pérdida de la erección por la ansiedad por cumplir.

“Hasta 2002, la incidencia de hombres menores de 40 años con disfusión eréctil fue de alrededor del 2-3%. Desde 2008, cuando el porno de alta definición y transmisión gratuita llegó a ser tan fácilmente accesible, el porcentaje aumenta sin descanso”, sostuvieron desde The Reward Foundation, una organización benéfica pionera que analiza la ciencia detrás de las relaciones sexuales y amorosas e internet.

Pibes: Los jóvenes de hoy, al tener más al alcance al porno por internet, sufren este problema.

Los espectadores solitarios de la industria se acostumbran a tener el control total de su experiencia sexual, lo que sin dudas no se repite en el mundo real. Enfrentar a un ser humano real, con necesidades e inseguridades, podría resultar muy complicado. “Por un lado, es fundamental aclarar que los tiempos de las películas no se parecen en nada a los de la biología, que además difiere entre sus personajes. Por el otro, desmitificar que el máximo placer es fácil de obtener a través del acto coital solamente o casi solamente, prescindiendo de los demás componentes indispensables para un encuentro sexual: la confianza, el conocimiento, la comunicación, las emociones y la seguridad, entre muchos otros”, añadió Literat.

Ayuda: De los 30 millones que sufren disfunción eréctil, solo el 18% consulta con un médico.

Mariana Kersz, sexóloga y psicóloga especialista en terapia de parejas, aseguró que el hombre “mal educado por la industria pornográfica” llega al encuentro sexual y no sabe qué hacer. No sabe complacer a su pareja, no tiene las herramientas suficientes y muchas veces eso genera ansiedad, frustración y claramente la pérdida de la erección.

Los niños de gran parte del mundo desarrollado están siendo canalizados a través de una experiencia en línea donde la exposición a la pornografía es prácticamente obligatoria. En 2016, la Universidad de Middlesex descubrió que el 93% de los jóvenes de 14 años había visto material explícito en línea, y el 60% de los niños lo habían visto por primera vez en sus hogares. Además, un estudio irlandés publicado a principios de este año en la revista Porn Studies reveló que el 52% de los niños comenzó a usar pornografía para la masturbación a los 13 años o menos.

En los foros en línea dedicados a la disfunción eréctil inducida por la pornografía, decenas de miles de hombres jóvenes comparten sus luchas por dejar de utilizar la pornografía y las barreras que enfrentan para formar relaciones románticas y sexuales de la vida real.

Según el experto sexólogo Kat Van Kirk, beber moderadamente cerveza tiene varios beneficios sexuales para los hombres: su contenido de hierro disminuye la posibilidad de disfunción eréctil, previene la eyaculación precoz, genera el aumento de la resistencia sexual y ayuda a controlar la presión arterial.

¡Ojo con la contaminación!

Según la Universidad china de Guangzhow, la contaminación del aire reduce la presión intracavernosa desde un 45 hasta un 38 %. Así, el flujo sanguíneo será deficiente en la erección.