La nueva publicidad de Quilmes habla de «vinos intomables» y «vinos caros»

La nueva publicidad de Quilmes habla de «vinos intomables» y «vinos caros»

Se lanzó hace un par de días y vino a profundizar la grieta entre el vino y la cerveza. Se trata del vino Ping, el primero que la cervecera Quilmes produce desde que compró la bodega Dante Robino. 

Quilmes lo anuncia como un vino de buena calidad a un precio accesible, dado que viene en botella retornable (de vidrio).

Pero el revuelo se armó cuando salió la propaganda en la cual un pingüino le dice a otro que «Ping  viene a resolver este tema de que tenés vinos baratos que son intomables y por otro lado tenés los que sí son tomables pero no los puede comprar ni el dueño de Facebook.»

La frase cayó muy mal en el ambiente de los enólogos y más viniendo de una cervecera que ahora se dedica a hacer vinos.

Quilmes compró Robino en febrero y entró de lleno al mercado bodeguero. Ahora, con esta apuesta propia en la que invirtió más de 500 mil dólares.

«Este lanzamiento parte de poner siempre al consumidor en el centro, y escucharlos para poder adelantarnos a sus necesidades. Entendemos que hay oportunidades en el mercado de bebidas, en cuanto ocasiones de consumo, variedades/productos, calibres, innovaciones; y es por eso que decidimos llevar adelante esta prueba piloto, para entender cual es la respuesta del consumidor. Esto tiene que ver con el ADN de Cervecería y Maltería Quilmes, y con el compromiso a largo plazo que tiene la compañía desde hace 130 años en Argentina», dijeron desde la empresa a EcoCuyo.

Mirá la publicidad>>>