La mayoría cree que el home office será un diferencial a la hora de elegir un empleo

La mayoría cree que el home office será un diferencial a la hora de elegir un empleo

Según un reporte, el 59,1% de los líderes de empresas, inclusive antes de 2020, siempre incentivaron el home office. Pero solo el 36,3% de los empleados afirma que el trabajo remoto era incentivado en las empresas antes del aislamiento social. Comunicación, nuevas habilidades y la ley de teletrabajo

En la Argentina el 96% de las personas considera que el beneficio del home office será un diferencial a la hora de elegir la empresa donde desean trabajar. Al 67% de los profesionales en relación de dependencia le gustaría continuar trabajando remotamente después de la pandemia. Son datos de una nueva investigación de la plataforma Workana realizada entre abril y mayo de este año.

El 94% de los entrevistados en relación de dependencia señaló que es posible trabajar con foco en resultados, como así también cumplir todas las tareas sin la necesidad de estar en una oficina 8 horas por día. El 65% de los gerentes señala que promoverá el trabajo remoto. El 59,1% de los líderes de empresas, inclusive antes de la pandemia, siempre incentivaron el home office. Sin embargo, solo el 36,3% de los empleados afirma que el trabajo remoto era incentivado en las empresas antes del aislamiento social.

“Es necesario un cambio de mindset en equipo, incluso para dejar pensamientos como el que si uno hace home office en un viernes, es porque quiere trabajar menos, por ejemplo, como si fuera algo malo. Querer evitar el traslado hasta la oficina y poder estar tranquilo cuando termine el trabajo es una gran ventaja del trabajo remoto y no hay porque verlo de una manera negativa. Pero lamentablemente es el tipo de pensamiento que tenían muchos empleados de empresas antes de la pandemia”, señala a Infobae Guillermo Bracciaforte, jefe de operaciones de la plataforma.

Para el 17,2%, habrá más libertad y autonomía en el trabajo, y más que nunca, los jefes tendrán que volverse líderes. El 16,4% cree que la empresa deberá tener una comunicación más transparente para que el empleado esté alineado con sus objetivos.

Para el 28,6% de los líderes, el desafío estará en generar más flexibilidad en las horas de trabajo para garantizar el equilibrio entre la vida y el trabajo. Para el 14,3% de ellos, tendrán que ofrecer una solución para ayudar a los padres y madres que trabajan en su casa con sus hijos.

Además, para garantizar la continuidad del trabajo, el 35,7% de las empresas deberá mejorar la tecnología y la conectividad. Para el 7,1%, será una prioridad actualizar computadoras y servidores para que los empleados puedan usarlos normalmente desde sus casas.

“Creo que habrá mucho más teletrabajo del que había antes, pero no el que hay ahora. Hay un montón de gente que no puede hacer teletrabajo y existen personas que se están esforzando mucho trabajando desde sus casas, pero estarían mucho mejor en una oficina. Existen malos ambientes pero también se generan muchas cosas positivas que en lo remoto es difícil reemplazar”, señala a Infobae Pablo Fernández, coautor del libro La fábrica de tiempo junto a Martina Rua.

Fuente: Infobae