La industria musical de China está en el top

La industria musical de China está en el top

El año pasado, la industria de la música de China tuvo un valor de 370 mil millones de yuanes (u$s 53 mil millones), un 8 % más que el año anterior, el más rápido en cinco años, de acuerdo con un informe publicado a principios de noviembre.

Las cifras también mostraron que el valor del mercado de presentaciones musicales del país el año pasado fue de 18,2 mil millones y el del mercado de la música digital fue de 61,2 mil millones de yuanes. Estos números fueron revelados en el informe anual del Foro de la Industria de la
Música de China en un evento en Beijing organizado en forma conjunta por la Administración Estatal de Prensa, Publicación, Radio, Cine y Televisión, la Universidad de Comunicación de China y el Comité de Promoción de la Industria de la Música.

Sin embargo, algunos preguntaron si las cifras representan una perspectiva brillante para el negocio de la música del país.

Song Ke, un líder influyente con décadas de experiencia en la industria de la música que dio un discurso clave en el evento, señaló: “Es cierto que China es un mercado de entretenimiento que crece rápidamente, pero estamos enfrentando desafíos, especialmente en la industria de la
música pop”. A pesar de que las cifras ofrecen un escenario musical próspero, la perspectiva de Song no fue una sorpresa.

Song, de 54 años, que estudió ciencias en la Universidad de Tsinghua, fundó la discográfica Taihe Rye Music en 2004 y luego dirigió las operaciones de Warner Music en China. Ahora es presidente de la compañía de entretenimiento Live Nation China, habiéndose desempeñado también en ese rol para el minorista online Alibaba Music. En 2012, después de renunciar a su trabajo como director ejecutivo de Taihe Rye Music, Song abrió un restaurante de pato pekinés en Beijing, generando controversias en el momento con su comentario “La música grabada llegó a su fin”.
“Déjame hacer una pregunta. Hay dos grupos de K-pop (de Corea del Sur) entrando al mercado de Estados Unidos – BTS y Blackpink. Sus álbumes están en las listas de música prevaleciente y sus shows se han vendido rápidamente en ese país. ¿Por qué no hay ningún grupo de pop de
China capaz de alcanzar ese éxito comercial?”, preguntó Song. “Lo pregunté a mis colegas de Estados Unidos y ellos no tienen idea de por qué el K-pop ha sido tan popular en Occidente.

Tuvimos una larga discusión y la respuesta es que nos falta (en China) un buen sistema para la industria de la música del pop”.

Song se estaba refiriendo al proceso de producir contenido musical que pueda generar ganancias como también a la distribución comercial y el sistema de protección de los derechos de autor y las estrategias de marketing.

En comparación con las películas, los shows de televisión y los videojuegos, continuó, la calidad de los productos musicales se ha reducido. La industria cinematográfica ha progresado de fotos en blanco y negro a producciones en 3D IMAX, mientras que las plataformas musicales han progresado lentamente. Los oyentes no tienen interés en pagar por una canción o un álbum cuando no hay estándares rigurosos para evitar que la música sea copiada y distribuida de forma ilegal. “La música es arte y el arte es peculiar y valioso”, señaló. “Se debería pagar por las cosas
valiosas”.

En 2014, Song fue designado presidente del grupo comercial sin fines de lucro del Comité de la Industria de la Música de China, que tiene más de 100 miembros de discográficas y distribuidores. En 2017, lanzó el Premio de Música del Comité de la Industria de la Música de China con la esperanza de restaurar cierto respeto a la industria y fijar estándares para ella, en
lugar de que la industria sea “solo un muestrario visual”. “Estamos en la era de la ‘canción exitosa’, ya que los álbumes significan cada vez menos para los consumidores hoy en día. Tal vezel mayor problema recae en la calidad de la música. Necesitamos más talentos, como ingenieros de sonido, productores, diseñadores y gestión de marketing”.

La vacilación de Song en celebrar el auge de la industria probablemente derive del rendimiento del negocio de la grabación en la parte continental de China, que luchó por sobrevivir durante la década del 2000 luego de que el Internet fuera furor. En los 90, fue testigo de cómo los cantantes vendían fácilmente millones de cintas de cassettes y de cómo trabajaba la gente
calificada en la industria. Pero cuando llegaron grandes cantidades de música pirata al mercado, pocas compañías fueron serias para ayudar a los intérpretes.

Por lo tanto, ¿la industria debería estar preocupada? En una palabra, no.
Yang Qihu, gerente general de Tencent Music Entertainment Group, señaló: “A pesar de que la gente no necesite la música para vivir, les hace falta de todas formas”. Está en nuestro ADN y siempre vamos a consumirla de una u otra manera. Lo que estamos viendo ahora es al negocio transformándose a medida que la transmisión de la música se convierte en el método de
consumo elegido por los oyentes”.

Antes de la llegada de la música digital, los discos de vinilo dominaron el mercado de 1945 en adelante y de 1980 a 2000, los cassettes y los CDs fueron los best-sellers. Con la aparición de la era de Internet a principios del 2000, las ventas de música grabada cayeron, ya que los consumidores buscaban música digital y servicios de suscripción. De acuerdo con un informe
emitido durante el foro, el valor de ventas de música grabada fue de 300 millones de yuanes el año pasado, un 2 % menos que en 2017.

Yang sostuvo que hubo aproximadamente 38 millones de suscriptos de música digital en China el año pasado y la proporción de usuarios que pagaron por servicios solo representó un 5,3 % del mercado. Las nuevas tecnologías, como la realidad virtual y la inteligencia artificial, benefician a
los músicos y a los oyentes, señaló Yang, y agregó que como los límites entre las diferentes industrias están desdibujados, la música se puede vender, por ejemplo, paralelamente con películas y videojuegos.

Por Che Nan