La historia (poco conocida) detrás del auto de Mafalda, el Citroën 2CV

La historia (poco conocida) detrás del auto de Mafalda, el Citroën 2CV

El Citroën 2CV fue un éxito a nivel mundial. De hecho, en Argentina se volvió famoso por ser el auto que llevaba y traía a la entrañable Mafalda, el personaje creado por Quino.

Como muchas familias de clase media, la familia de la niña de la historieta eligió este modelo, que tiene una historia poco conocida.

Todo comenzó en 1934, cuando el nuevo el nuevo director general de Citroën, Pierre-Jules Boulanger avanzó con una idea del mismísimo André Citroën.

Él tenía en mente motorizar Francia. Y soñaba con un vehículo de consumo masivo, económico, seguro y versátil, capaz de llevar a una familia tipo (cuatro personas).Cariñosamente, comenzó a llamarse al proyecto con le letras TPV, abreviatura de Toute Petite Voiture, que significa “auto pequeño”.

Sueño en marcha

Para el director de la empresa, el auto debería tener ciertas características, insólitas para ese momento.

Debería poder transportar una canasta de huevos a través de los caminos rurales de Francia. Debía tener una altura apropiada para que entre sentado y cómodo un hombre con sombrero. Y tener un diseño tan sencillo como singular.

El origen del Citroën 2CV, el auto de Mafalda
El origen del Citroën 2CV, el auto de Mafalda

Para el primer punto se trabajó con la suspensión del auto. Para el segundo se tuvo en cuenta la altura de el propio Boulanger, que era bastante esbelto. En cuanto al último punto, se contrató a Flaminio Bertoni. Él diseñó una carrocería de aluminio corrugado muy particular.

El motor del auto de Mafalda también era para destacar: era más pequeño de lo usual, con dos cilindros y refrigeración por agua, que generaba 2 caballos de vapor, dándole su nombre final, Deux Chevaux Vapeur o 2CV.

Lanzamiento fallido

Cuando en Citroën ya estaba todo listo para su lanzamiento, estalló la Segunda Guerra Mundial. El nazismo ocupó Francia y se destruyeron los prototipos y los modelos para evitar que los alemanes puedan verlos.

Lanzado en el Salón de París de 1948, este auto fue un éxito.
Lanzado en el Salón de París de 1948, este auto fue un éxito.

Pero, algunas personas aceptaron la decisión y ocultaron las primeras unidades. Por lo menos cinco de ellas, aparecieron en 1995 en un granero inaccesible.

El auto de Mafalda

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial retomó el desarrollo del auto, sumó nuevos cambios y lo presentó en el Salón de París.

El diseño de acero, el nuevo motor de 375 y refrigeración, la caja de cuatro velocidades y los impactantes asientos enloquecieron a todos.

El auto popularizado por Mafalda mantuvo una producción ininterrumpida por 41 años, 8 meses y 21 días. ¡un éxito!