Israel desarrolló una vacuna para el coronavirus

Israel desarrolló una vacuna para el coronavirus

Mientras la epidemia de coronavirus avanza mundialmente, los esfuerzos científicos están abocados en crear una fórmula para contrarrestarla. A partir de esto, un grupo de especialistas del Instituto Migal de Israel comunicó que desarrolló una vacuna. El antídoto fue exitoso en aves de corral y se modificó genéticamente para sea efectuada en humanos aunque su comprobación tardaría tres meses.

Según explicaron desde la entidad, el descubrimiento científico de la inyección se produjo durante el proyecto de investigación de la inmunización para la bronquitis Infecciosa. Su eficacia fue demostrada en ensayos preclínicos. El siguiente paso será la fase de desarrollo de investigación, la cual tomará tres meses.

El estudio fue llevado a cabo realizada por el profesor Jacob Pitkowski, los doctores Chen Katz y Ehud Shahar y su equipo. Los expertos precisaron que que el virus en las aves tiene una alta identidad genética con el virus humano COVID-19. A su vez, encontraron que el mecanismo de infección de ambos virus es el mismo, lo que aumenta la posibilidad de vacunar humanos en muy poco tiempo. David Zigdon, CEO del Instituto, explicó: “Existe una gran urgencia en el Mundo para desarrollar una vacuna humana para el coronavirus, por lo que estamos trabajando para acelerar el proceso de desarrollo y alcanzarla durante las próximas 8-10 semanas. También habrá un ensayo de seguridad de 90 días. La vacuna desarrollada por nosotros para las aves de corral es oral y también se espera que la vacuna humana sea igual”.

“Hemos aumentado nuestra evaluación de riesgo de propagación y de impacto a muy elevado” Tedros Adhanom, Director de la OMS.

Zigdon agregó que debido a la urgente necesidad de la inoculación, se llevan a cabo discusiones maratónicas con socios potenciales para ayudar a acelerar los procesos de investigación necesarios para completar el producto.

Mientras esta noticia positiva fue dada a conocer, otra negativa surgió. La Organización Mundial de la Salud (OMS) resolvió categorizar a “muy elevada” la amenaza del nuevo brote. “Ahora hemos aumentado nuestra evaluación de riesgo de propagación y de riesgo de impacto del COVID-19 a un nivel muy elevado en todo el Mundo”, enfatizó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa. “El continuo aumento en el número de casos y el número de países afectados en los últimos días son motivo de preocupación Nuestros epidemiologos están monitoreando estos acontecimientos continuamente y ahora elevamos el nivel de riesgo de difusión global a un nivel muy alto”, sostuvo. En este sentido, contó que el jueves se registraron “los primeros casos de contagio en Dinamarca, Estonia, Lituania, Países Bajos, Nigeria”. “Todos estos casos tienen vínculo con Italia”, subrayó.