Huevos: Cómo hacer para pelarlos y que no quede la cáscara pegada

Huevos: Cómo hacer para pelarlos y que no quede la cáscara pegada

Millones de veces te habrá  pasado de estar pelando un huevo cocido y que la cáscara se quede pegada, acá te mostramos por qué y cómo evitarlo.
Muchas veces cuando pelamos un huevo, los trozos de clara se quedan adheridos a la cáscara y perdemos parte del producto. Hoy te contamos que la realidad es una cuestión de tiempo: Cuánto más fresco es un huevo, más difícil resulta pelarlo después de cocer.

Miguel A. Lurueña, el doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos lo explicó en el siguiente tweet, “En los huevos frescos, la membrana que rodea la clara está fuertemente unida a ella”, de ahí que sea más difícil separar la cáscara. “A medida que pasa el tiempo, los huevos pierden agua y CO2 por los poros de la cáscara.. Esto hace que suba el pH, la unión se debilite y los huevos se pelen mejor” comentó el doctor.

“Se pelan más fácilmente los huevos que han estado en el refrigerador durante al menos una semana” según explicaron desde el el Instituto de Estudios sobre el Huevo. Por lo tanto, deberíamos dejar transcurrir un tiempo desde que compramos el huevo hasta consumirlo.

Un buen tip para calcular el tiempo en que el huevo estuvo en la heladera es hacer un cálculo a partir de la fecha impresa en el envase. Esa es la fecha de consumo preferente, que se calcula sumando 28 al día en que más fresco está.  Te dejamos el siguiente ejemplo.

 

  • Fecha de consumo preferente: 5 de septiembre
  • Fecha de puesta: 5 de septiembre – 28 = 8 de agosto
  • Fecha ideal para cocer: a partir del 15 de agosto

 

Otro dato curioso que te puede interesar para saber el estado de tu huevo antes de comerlo es el truco del vaso que  consiste en llenar un recipiente con agua, introducir el huevo y esperar a ver qué lugar ocupa. Si se sumerge completamente está fresco, si flota no debería consumirse.