¡Hoy es San Valentín! La historia de amor detrás de los regalos

¡Hoy es San Valentín! La historia de amor detrás de los regalos

Hoy, el amor vive su día especial: las parejas saldrán de la mano, las flores extenderán sus aromas por las calles y los chocolates tendrán un sabor más delicioso de lo habitual. ¡Es San Valentín! Y aunque sus detractores piensen que solamente es una jornada comercial, además del significado emocional, tiene un gran valor histórico.

El origen de esta celebración se remonta al siglo III, cuando el Imperio Romano era gobernado por el emperador Claudio II. El mandatario decidió prohibir el matrimonio entre jóvenes ya que creía que sin esposas e hijos, los hombres eran mejores soldados. A raíz de esto, un sacerdote llamado Valentín se rebeló al considerar este decreto injusto y comenzó a desafiar las órdenes del líder casando a aquellos que se encuentren enamorados. Cuando se descubrió su desobediencia, el emperador lo encarceló. Ya tras las rejas, un oficial puso a prueba al religioso ante la difusión de sus condiciones paranormales y lo retó a que devolviera la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. Valentín hizo el milagro. Finalmente, el 14 de febrero del año 270, fue ejecutado.

Más de 200 años después, precisamente en el 494, el papa Gelasio I designó el 14 de febrero como el día oficial de San Valentín. La festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrado en la Iglesia católica durante los siguientes 15 siglos. En 1969, el Concilio Vaticano II eliminó esta festividad de la agenda pero ya era tarde: se había convertido en la celebración del amor y había echado raíces en varias sociedades.

Durante el siglo XX, la festividad se convirtió en un gran negocio cuando la revolución industrial permitió la producción en cadena de tarjetas de felicitación, uno de los regalos más frecuentes del día de San Valentín. En los países anglosajones vieron la oportunidad comercial, la potenciaron en sus territorios y luego, la globalización hizo lo suyo: el día para manifestar las emociones con regalos se extendió por casi todo el planeta. A partir de eso, este día quedó asentado como uno de los que más ganancias en el sector productivo.

Con el correr de los años, algunas naciones fueron adoptando tradiciones particulares en relación al San Valentín. Por ejemplo, en Dinamarca y Noruega, los hombres obsequian de manera anónima “gaekkebrev”, que son pequeños poemas con rimas divertidas. Si la destinataria acierta quién le envía el mensaje, recibirá un chocolate.

En Japón y en Corea del Sur, ellas suelen ser quien regalan los dulces aunque dependiente de qué tipo sea este, tiene un significado especial: hay para novios, amantes, amigos y hasta por consolación. En tanto, en Alemania, se entregan detalles con apariencia de cerco ya que representa suerte y lujuria.