Homeoffice en cuarentena: 5 consejos para trabajar mejor desde casa

Homeoffice en cuarentena: 5 consejos para trabajar mejor desde casa

Tips para rendir al máximo y lograr concentrarse mientras se trabaja de forma remota por el aislamiento a causa del coronavirus.

En pleno aislamiento obligatorio por el Covid-19, a muchos trabajadores que deben desempeñar sus funciones laborales desde sus casas se les complica hacerlo: sostener el ritmo de productividad habitual y enfocarse en sus tareas diarias.

 

A algunos, cada vez se les hace más dificultoso el homeoffice, teniendo en cuenta que ya van varias semanas de estar trabajando con esta modalidad, dado que muchas empresas implementaron el teletrabajo en la cuarentena obligatoria por el coronavirus, y que los quehaceres domésticos y el cuidado de los niños suelen interferir y significan una traba para la correcta organización del trabajo remoto.

 

A muchos trabajadores que deben desempeñar sus funciones laborales desde sus casas se les complica hacerlo.

 

A muchos trabajadores que deben desempeñar sus funciones laborales desde sus casas se les complica hacerlo.

 

Para las empresas, continuar con sus operaciones resulta positivo en este contexto. Pero para muchos empleados es un inconveniente que, salvando los casos de quienes se encuentran contentos con el trabajo a la distancia, produce desmotivación y dificultad para alcanzar un work-life balance.

 

¿Cómo generar un entorno más creativo, satisfactorio y productivo? Consejos para llevar a cabo con éxito el teletrabajo:

 

¿Cómo generar un entorno más creativo, satisfactorio y productivo?

 

¿Cómo generar un entorno más creativo, satisfactorio y productivo?

 

1) No es recomendable empezar a trabajar inmediatamente luego de levantarseEs aconsejable conectarse una vez que se esté ya totalmente despierto. Antes de empezar, es sugerible desayunar correctamente, tomándose el tiempo necesario para hacerlo, así como también arrancar el día practicando deporte, con alguna clase o actividad física, o una disciplina, como yoga o meditación. Un baño renovador antes de iniciar la jornada laboral también puede ser una buena idea. ¡Esto hará que arranques el día con todas las pilas!

2) No trabajar desde el sofá. A pesar de que el sillón es un sitio clave dentro de nuestras casas y un lugar muy cómodo en el hogar, no es el espacio más adecuado para trabajar. Echarnos en el sofá para hacer nuestras tareas laborales diarias hará que no sigamos, probablemente, nuestra rutina de forma habitual, afectando a nuestra motivación. Es aconsejable sentarse frente a una mesa o un escritorio.

No es recomendable empezar a trabajar inmediatamente luego de levantarse.

No es recomendable empezar a trabajar inmediatamente luego de levantarse.

3) Comer saludable. Al perder la sensación del paso del tiempo por el encierro, muchos experimentarán, seguramente, una mayor sensación de cansancio debido a las horas que se la pasan sentados y ello generará mayor apetito. Esto nos conducirá a “atacar” la heladera y nos hará comer lo primero que encontremos, seguramente no lo más saludable. Es mejor planificar los horarios de las comidas y el menú con antelación, al igual que asegurarse una ingesta diaria equilibrada.

3) No recluirse.  Es normal aislarse del mundo externo en este momento y pensar que estamos solos. Estos pensamientos pueden generar ansiedad, estrés y depresión, lo que perjudicará al sueño y al buen descanso. También, pueden repercutir de forma negativa en el estado anímico y bajar la performance en el ámbito profesional. Por eso, se sugiere relacionarse cada cierto tiempo con la familia, la pareja (en caso de estar lejos ahora), amigos, conocidos y compañeros de trabajo, aunque sea a través de un mensaje a cada tanto.

En tiempos de homeoffice por el coronavirus, es importante comer saludable y estar en contacto con otra gente.

En tiempos de homeoffice por el coronavirus, es importante comer saludable y estar en contacto con otra gente.

4) No estar con el pijama todo el día. Es aconsejable usar ropa cómoda para sentirnos bien a la hora de trabajar. ¿Qué significa esto? No es necesario vestirse como cuando íbamos a trabajar a la oficina, pero eso no implica que no debamos cambiarnos cuando nos levantamos. No se debe pasar todo el día con el pijama, es mejor colocarse otra vestimenta.

5) Controlar los horarios. A, estar permanentemente en nuestras casas, perdemos noción de los horarios y hasta nos olvidamos del paso del tiempo. El hecho de no tener que prepararse para salir todas las mañanas, con lo que eso significa (bañarse, vestirse, desayunar e ir a la calle para transportarse hasta el lugar de trabajo), nos hace perder dimensión de la rutina que teníamos en la era pre Covid-19. Estar en nuestras casas constantemente atenta contra el límite de horarios. Por eso, mucha gente está trabajando extra en este momento, ya que se le dificulta cortar a término. Es importante delimitar los horarios.