Hombre soltero adoptó a una niña con síndrome de Down que fue rechazada por 20 familias

Hombre soltero adoptó a una niña con síndrome de Down que fue rechazada por 20 familias

Luca Trapanese, es italiano y en julio de 2017 se convirtió en padre de la pequeña Alba que apenas tenía 13 días de vida. El hombre es soltero, gay y católico, y después de que 20 familias rechazaron a la beba, él se convirtió en su papá. En Italia, los padres solteros no podían adoptar, pero a principios de 2017, eso cambió y pudo entrar en la lista para poder cumplir su sueño.

«Me dijeron que solo me darían un niño con enfermedades, discapacidades severas o problemas de comportamiento, un niño que hubiera sido rechazado por todas las familias tradicionales», explicó Luca. Y entonces llegó Alba a su vida. Nada le importó a Luca. Para los servicios sociales parecen criaturas de descarte. Pobres de ellos. En alma y pensamiento», reveló el joven quien está feliz de que Alba haya llegado a su vida.

Solamente una veintena de países en todo el mundo permiten adoptar a hombres solteros o parejas homosexuales. «Cuando la tuve en mis brazos, me llené de júbilo. Sentí que era mi hija inmediatamente y supe que estaba listo para ser su padre», explica Luca.

Hoy Alba tiene 2 años y medio, y le encanta bailar y jugar. También estar con otras personas, caminar por el parque o ir a museos. «Ha revolucionado mi vida por completo, ahora todo gira en torno a ella. Me ha traído felicidad y una sensación de plenitud», cuenta el orgulloso papá que también tiene muy claro que nunca fue una segunda opción, «yo la quería a ella», concluye.

 

 

En noviembre de 2018 el padre publicó «Nata per te», un libro en el que narra su experiencia como padre. Y sus redes sociales también han cambiado, pues ahora es todo un influencer con más de 180.000 seguidores en Instagram, donde muestra su vida junto a Alba y sus múltiples acciones benéficas.

 

 

Es que Luca Trapanese lleva trabajando con niños discapacitados desde la adolescencia y en 2007 creó A Ruota Libera Onlus, su propia asociación sin ánimo de lucro para que los más pequeños puedan socializar y desarrollar sus talentos.