Héctor Larrea se retira de la radio tras seis décadas de carrera

Héctor Larrea se retira de la radio tras seis décadas de carrera

Héctor Larrea anunció este viernes su retiro de la radio, a los 82 años y tras seis décadas de actividad, en medio de su programa «El carromato de la farsa», en Radio Nacional.

«Quiero decirles que ayer, luego de un encuentro interesante con mis médicos, con mi psicóloga y mis familiares y amigos más cercanos, resolví ponerle fin a esta carrera de 60 años, el 31 de diciembre», dijo Larrea.

«Ese día termina ‘El carromato de la farsa’ y termina mi carrera de 60 años, sin vacaciones, salvo breves recesos. Quiero agradecerles a todos. Me costó tomar la decisión pero ayer le comuniqué oficialmente al gerente artístico de la emisora y querido amigo Martín Giménez que ya no cuenten conmigo a partir del 1 de enero del año que viene», señaló.

En su mensaje, Larrea agradeció «eternamente los ofrecimientos reiterados de la emisora para continuar, pero ya es hora, con 60 años de trabajo y 82 de edad, de quedarse en casa».

«Quiero agradecerles, amables oyentes, de hacer durante estos 60 años mi vida más feliz. Ojalá yo haya hecho para algunos, un poquito, un momento de sus vidas, más feliz. Nada más.»

Con pasos por varias emisoras y hasta una carrera no menos importante en televisión, el conductor de «El carromato de la farsa» -que se emite de lunes a viernes de 14 a 16 por Radio Nacional-, debutó hace 60 años en Radio Antártida.

Su mayor éxito fue “Rapidísimo”, en Radio Rivadavia, un ciclo que se mantuvo por más de tres décadas al aire y que hizo escuela.

Junto con Antonio Carrizo, Cacho Fontana y algunos otros, fue uno de los mejores exponentes de la radiofonía en la Argentina.

«Para mí no hay nada mejor que la radio, es el mejor descubrimiento que se haya hecho. Uno puede decir ‘bueno pero la penicilina, la vacuna antipolio, internet…’, pero para mí nada me abrió los brazos como la radio, nada me hizo pasear el alma como la radio, nadie me mimó como la radio, nada me ofreció todo lo que me ofreció la radio», dijo sobre el medio.

«Yo tuve la suerte de tener dos padres que eran dos seres angélicos, buena gente, me enseñaron lo que me tenían que enseñar pero sin decírmelo, con mucho amor, con mucho cariño, con actitud. Ellos me consiguieron la primera radio, antes yo escuchaba radio en la casa de mis tías», recordó.