Google homenajea a Mercedes Sosa a 54 años de su primera actuación en Cosquín

Google homenajea a Mercedes Sosa a 54 años de su primera actuación en Cosquín

Nació el 9 de julio de 1935, en San Miguel de Tucumán en una familia trabajadora de descendencia calchaquí. En plena adolescencia comenzó a cantar, pero recién en 1959 pudo grabar su primer disco, La voz de la zafra. Impactó por la fresca calidad de su voz y, sobre todo, por involucrarse en un género y con un instrumento que había sido apropiado por los hombres. Mercedes Sosa marcó el inicio del Nuevo Cancionero popular y folclórico que pronto se expandió a todo el continente. Además exploró en el rock, el tango y el pop.

En 1965 se presentó por primera vez en el Festival de Cosquín. Fue invitada por Jorge Cafrune, quien mantuvo una posición estoica cuando los organizadores querían rechazarla por la militancia de La Negra en el Partido Comunista. De aquella actuación, que Sosa calificó como «la definitiva», hoy se cumplen 54 años y Google decidió recordarla con un doodle que diseñó el artista Shanti Rittgers. 

Así la presentó Cafrune: «Yo me voy a atrever, porque es un atrevimiento lo que voy a hacer ahora, y me voy a recibir un tirón de orejas por la Comisión, pero que le vamos a hacer —siempre he sido así, galopeador contra el viento—. Les voy a ofrecer el canto de una mujer purísima, que no ha tenido oportunidad de darlo y que como les digo, aunque se arme bronca, les voy a dejar con ustedes a una tucumana: Mercedes Sosa».

La artista se consagró en ese escenario y pasó las fronteras: en 1967 realizó su primera gira por los Estados Unidos y Europa; al año siguiente grabó un nuevo disco y dos años después un tercero (El grito de la tierra) que incluyó Canción con todos, considerado como un himno latinoamericano.

En 1969 se presentó por primera vez en Chile y grabó un disco en homenaje a los cantautores Violeta Parra y Victor Jara. Posteriormente lanzó otro para celebrar el arte de Parra, en coincidencia con el gobierno de Salvador Allende.

De familia peronista, en su juventud apoyó las causas sociales, en los 60 se afilió al Partido Comunista y fue militante de izquierda toda su vida. El Golpe de Estado de 1976 la incluyó en la lista negra y sus discos fueron prohibidos.

Pese a eso, en 1982, poco antes de la Guerra de Malvinas regresó a Argentina y ofreció una serie de conciertos en el Teatro Ópera donde junto a exponentes del pop, tango y rock se manifestó contra la dictadura logrando un evento cultural sin precedentes.

En 1997 subió a Charly García al mítico escenario de Cosquín en un show histórico donde interpretaron incomparables versiones de «Rezo por vos» y del «Himno Nacional Argentino», generando un sinfín de criticas. Cansada de las polémicas no volvió a pisar ese escenario.

En 1999 grabó La Misa Criolla de Ariel Ramírez y pese a ser agnóstica lo hizo de manera excepcional y se la dedicó a su madre. Ese mismo año cantó en el Estadio de Boca Juniors con Luciano Pavarotti.

En 2003 fue convocada por Martha Argerich para que la acompañara en el Teatro Colón. En 2008 grabó Cantora, su último trabajo de disco doble con 34 canciones, grabada junto a destacados cantantes iberoamericanos.

Fue reconocida y premiada: recibió el Premio Gardel al «Mejor disco del año» y se quedó con cuatro de los seis Grammy Latino a los que fue nominada. En 2008 fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO. Con el nuevo siglo volcó su lucha a la defensa del Medioambiente y proclamó el respeto a la Pachamana.

Dejó más de 130 álbumes (propios en estudio y en vivo, recopilatorios y en colaboración) con su voz. Fue convocada por artistas internacionales como Sting, Luciano Pavarotti, Andrea Bocelli y Joan Manuel Serrat, entre otros. Además cantó con la nueva ola del folclore argentino: Liliana Herrero, Soledad Pastorutti, Abel Pintos y otros tantos que quisieron cantar a su lado.

Sosa murió a los 74 años el 4 de octubre de 2009 a las 5 de la madrugada una falla cardíaca seguida por una insuficiencia renal. Desde hacía más de 30 años padecía el mal de chagas, y semanas antes, el 18 de septiembre, había sido internada en un sanatorio de Palermo donde pasó su ultima semana en una lucha silenciosa.