Estos son los signos más tóxicos del zodíaco

Estos son los signos más tóxicos del zodíaco

Las personas tóxicas no son necesariamente malas, pero sí muy complicadas. Se dejan llevar por su lado oscuro con mucha más frecuencia que los demás, y pueden arruinar relaciones casi sin proponérselo.

De todas maneras, así como su capacidad para la maldad es grande, también lo es para la bondad. Cuando están en sus mejores momentos es difícil encontrar personas más generosas y bien predispuestas. Mirá en esta lista a quién tenés que evitar si querés ahorrarse muchos dolores de cabeza.

Estos son los signos más tóxicos del zodíaco.

Géminis

La inteligencia refinada de los geminianos hacen que se destaquen a la hora de adaptarse a cualquier situación y los vuelve muy seductores. Esta combinación los hace ser maestros en el arte de la manipulación, que manejan además mediante su enorme empatía. Cuando se disponen a ayudar hay pocas personas que sean tan útiles como ellos, pero si sacan su faceta egoísta no habrá nadie más tóxico.

Cáncer

Las características principales de los cáncer son su compasión y empatía, lo que los lleva a preocuparse mucho por los demás, especialmente por sus afectos más cercanos. Su lado oscuro, en tanto, es como si ocultara una persona totalmente diferente. Cuando se dejan llevar por la negatividad habrá pocas personas más tóxicas que ellos. Lo peor es que su humor es contagioso, así que nadie se salvará de estos sentimientos poco agradables.

Virgo

Los nacidos bajo este signo sólo se vuelven tóxicos cuando se vuelcan a la manipulación. En general son compasivos y muestran curiosidad por los demás, lo que los lleva a darse cuenta de manera instantánea cuando están mal o en un momento de debilidad. En esos instantes es cuando el virgo deberá evitar manipular al otro, algo que hace bajándole la autoestima mediante duras críticas.

Escorpio

Este signo es el que no tiene miedo en mostrar una intensidad emocional que nadie más posee. Son leales con sus seres queridos sin importar las consecuencias, especialmente con su familia. El lado oscuro, sin embargo, es que son dominantes y extremadamente vengativos, ya que desean que todo sea como ellos quieren. Si alguien les hace frente mostrarán por qué están entre los más tóxicos del zodíaco.