Esta es la historia real que sirvió de inspiración para “Stranger Things”

Esta es la historia real que sirvió de inspiración para “Stranger Things”

La tercera temporada de Stranger Things era uno de los estrenos más esperados de 2019 y por fin está al completo en Netflix. Desde que la plataforma de ‘streaming’ ha puesto a disposición de sus suscriptores los ocho nuevos episodios de la icónica ficción, millones de fans en todo el mundo se han puesto manos a la obra con auténticos maratones, ya han hecho un hueco en sus corazones a los nuevos personajes y disfrutan de las decenas de homenajes y referencias a la época.

Stranger Things se convirtió en un auténtico fenómeno en el verano de su estreno gracias a su atrapante y terrorífica historia, a sus grandes dosis de nostalgia y a sus carismáticos personajes, pero también resulta especialmente cautivador la historia real que se oculta tras la creación de la serie. Gracias a Comic Book y Thrillist podemos contarte algunos detalles sobre una de las fuentes de inspiración de la adorada serie.

Como se ha mencionado en numerosas ocasiones, el primer título que tuvo Stranger Things cuando todavía se estaba gestando en las mentes de los hermanos Duffer era Montauk y, aunque finalmente se cambiase, tiene que ver con el interés de los creadores en una teoría de la conspiración conocida como “El Proyecto Montauk”, un experiment secreto llevado a cabo por el gobierno de los Estados Unidos. Según Thrillist, el título provisional de la serie dejó de ser Montauk cuando los productores decidieran cambiar de ubicación y centrar la acción en Hawkins, Indiana, en luagar de en el East End de Long Island, donde se encuentra la Estación de la Fuerza Aérea de Montauk en torno a la que gira la teoría.

La mayor parte de la información que los hermanos Duffer obtuvieron sobre el mencionado experimento, les llegó por medio de libros y entrevistas realizadas por Preston B. Nichols. En 1982 este hombre publicó el libro The Montauk Project: Experiments in Time, un documento que profundizaba sobre la represión de los recuerdos y las técnicas para recuperarlos.

La información del propio Nichols fue corroborada por varias personas, entre ellas un hombre que responde al nombre de Al Bielek y que afirma que el gobierno llevó a cabo experimentos en él y que terminaron con la represión y eliminación de parte de sus recuerdos para mantener el Montauk Project en secreto.

Muchos son los casos ‘paranormales’ que supuestamente tuvieron lugar bajo el amparo de este experimento, pero sin duda el más popular es el incidente de 1983 cuyo comienzo se sitúa en la Segunda Guerra Mundial. Según Thrillist, en octubre de 1943, el gobierno estadounidense comenzó varios experimentos secretos en Philadelphia para conseguir que sus barcos engañasen los radares Nazis y así poder enviar ayuda a sus aliados en Europa. El gobierno nunca ha confirmado esto, pero las teorías de la conspiración tienen claro que en 1955 el gobierno no solo consiguió engañar al mencionado radar, también enviaron un barco de guerra a otro lugar, un sitio que provocó trastornos en la tripulación. Tras esto, el gobierno decidió terminar con el proyecto.

The Philadelphia Experiment

En 1984 se estrenó la película El experimento Filadelfia, una adaptación de un libro sobre la mencionada conspiración gubernamental que seguía a dos marineros del U.S.S. Eldridge que durante el experimento saltan en el tiempo y avanzan 40 años en el futuro para darse de cuenta de que el experimento ha renacido a manos del gobierno, aunque esta vez sus enemigos no son los Nazis si no la Unión Soviética. Ambos experimentos se conectan y los generadores del barco Eldridge mantienen el portal abierto al tiempo que empiezan a chupar la energía de 1984.

Tras ver esta película en 1988, un hombre de 57 años que responde al nombre de Al Bielek afirmó que gracias a varias terapias innovadoras había sido capaz de desbloquear sus memorias y así recordar que trabajó en el Montauk Project en los 70 y los 80. Bielek estaba convencido de que sus recuerdos habían sido reprimidos y bloqueados para mantener en secreto dicho proyecto.

Conforme sus memorias fueron reapareciendo, Bielek recordó que su nombre de nacimiento era Edward Cameron y que en el Montauk Project trabajó junto a su hermano, Duncan, cuando ambos tenían veintipocos años. Unos años después, Bielek presentó su historia en una conferencia, parte de la cual puedes ver a continuación:

En resumen, Bielek afirmaba que Nikola Tesla había sido capaz de hacer invisibles los barcos estadounidenses para llevar ayuda a Europa, y en el proceso abrió un agujero de gusano que conectaba con el futuro. En concreto, él explica que junto a su hermano tuvo que viajar al pasado para destruir el equipamiento del U.S.S. Eldridge dado que su llegada a 1983 estaba provocando numerosos problemas, la única opción era ir al pasado y evitar su llegada.

Según sensacine la historia de Bielek fue trasladada a un libro de la mano de Preston Nichols que escribió The Montauk Project: Experiments in Time. Este escritor afirmaba haber trabajado en dichos experimentos en los años 70. Por su parte, Duncan Cameron estaba convencido de que tenía poderes psíquicos debido a dichos experimentos, durante su estancia en Montauk podía hacer aparecer cualquier objeto con tan solo pensar en él, pero debido a la represión de sus recuerdos que llevaron a cabo los científicos ha perdido sus poderes.

La conexión del Montauk Project con Stranger Things

Tal y como se ha dicho antes, Duncan afirmaba que durante su estancia en Montauk podía mover objetos con la mente, lo que provocó que los científicos le instasen a realizar ciertos experimentos concretos que recuerdan a los que realiza Once antes de abrir el portal a ‘Del Revés’ en la primera temporada de la serie. Este experimento es ‘The Seeing Eye’, y tenía como objetivo que Duncan encontrase a una persona con tan solo un pelo u otro objeto del sujeto en cuestión. En este caso, la idea no era que les encontrase sin más, si no que intentase introducirse en ellos y ser capaz de ver con sus ojos, escuchar con sus oídos y sentir lo que ellos sentían. Estos experimentos fueron realizados, y posteriormente narrados en The Montauk Project: Experiments in Time, por el propio Preston Nichols.

Nichols también explica que Duncan no fue el único niño, sino que muchos otros llegaron al lugar conocido como Camp Hero y se cree que no precisamente por su propia voluntad. Esto está también relacionado con la serie ya que, como sospechábamos en la primera entrega y corroboramos en la segunda, Once no es la primera niña con la que se han realizan ese tipo de experimentos, si no que como mínimo hay otros diez en su misma situación.

Además de la historia de los hermanos Cameron y Nichols, hay otros tantos rumores que relacionan lo sucedido en Montauk con alienígenas, monstruos y demás cosas paranormales. Muchos creen que durante esos experimentos para avanzar o retroceder en el tiempo, se abrieron canales a otros lugares.

Lo que las teorías conspiranoicas afirman que sucedió en el Montauk Project dataría de la misma época en la que está centrada Stranger Things, pero muchos son los que mantienen que aún hoy se suceden este tipo de experimentos por parte del gobierno.