¿Es un pájaro, un avión? No, es un drone que vuela con plumas de paloma

¿Es un pájaro, un avión? No, es un drone que vuela con plumas de paloma

Ahora nos enteramos de una nueva intersección entre los robots y el reino animal. De la Universidad de Standford, en California, Estados Unidos, emerge el primer drone que tiene alas con plumas reales. Por eso, a primera vista parece un ave real surcando el cielo, aunque se trata de un pájaro mecánico.

Las ventajas de las plumas

En papers publicados en las revistas Science y Science Robotics (ver acá y acá), los investigadores explican que gracias al uso de plumas reales este ingenio es capaz de mejores maniobras y soportar vientos más fuertes, en relación a los drones rígidos tradicionales

David Lentink, autor principal del estudio, explicó que para crear este mecanismo volador estudiaron las características de las palomas comunes. De hecho, usaron plumas reales de esa especie. Según el investigador de Standford, ese pájaro que habita muchas grandes ciudades en el mundo es especialmente hábil para volar en condiciones complejas, por ejemplo con mucho viento.

“Las aves pueden alterar dinámicamente la forma de sus alas durante el vuelo, aunque la forma en que se logra esto es poco conocida”, explican en el informe. Y añaden que este “robot aéreo biohíbrido” servirá de inspiración para otras innovaciones en el área y el diseño de aviones.

En concreto, el drone emula algunas particularidades de la paloma. Por caso, el uso de 40 plumas y las articulaciones para dirigir los movimientos en pleno vuelo. A diferencia del animal, en este caso el impulso es cortesía de una hélice y tiene incorporado un GPS, además de un receptor para el control remoto.

Según Lentink, emplear plumas reales ofreció resultados superiores a intentos anteriores, cuando fabricaron prototipos en fibra de vidrio y carbono. Al parecer, en algunas ocasiones resulta difícil superar los diseños de la naturaleza.