Ella murió en el ataque de El Paso; él invitó a toda la ciudad al funeral

Cuando su esposa fue asesinada en El Paso este mes, Antonio Basco no solo perdió a su compañera de los últimos veintidós años, sino también a su único familiar.

Sin más parientes, Basco le dijo a la funeraria que quería abrir al público la invitación al velorio y al servicio de oración de este viernes en honor de su esposa, Margie Reckard. Los paseños le respondieron: ahí estaremos.

Menos de veinticuatro horas después de que Perches Funeral Homes publicara en Facebook que Basco «daba la bienvenida a cualquiera que quiera asistir» al servicio, más de cincuenta personas han llamado para ordenar arreglos florales, dijo Jorge Ortiz, el gerente general de la funeraria.

De todo el país han llegado flores, tarjetas y tributos en línea. Reckard, de 63 años, fue una de las veintidós personas asesinadas en un tiroteo en un Walmart el 3 de agosto y la historia de cómo la comunidad de El Paso se ha unido en torno a Basco es una de muchas que han inspirado una cascada de empatía y compasión después de los ataques. Están la pareja de papás que murió al proteger a su bebé de 2 meses, que sobrevivió. El equipo de fútbol que organizó una vigilia en honor de su compañero de 15 años que falleció. Y los empleados de Walmart que ayudaron a los clientes a huir y luego se han apoyado entre ellos para lidiar con el trauma.

En los días posteriores a la masacre, Basco le dijo a KFOX que cuando conoció a su esposa «ella era un ángel y todavía lo es».

Dijo que su bondad era incomparable y que uno podía ver que era «una dama increíble» simplemente por sus acciones. «Íbamos a vivir juntos y morir juntos», dijo.

En redes sociales se han compartido ampliamente las imágenes de Basco arrodillado frente a un improvisado homenaje de flores y veladoras para Reckard y otras víctimas. Lo muestran con la frente apoyada en su antebrazo, el pelo enmarañado debajo de una gorra con el logotipo Ford Motor, camisa de cuadros y su argolla matrimonial.

Ortiz dijo que en la funeraria, en un centro comercial al noreste de El Paso, caben doscientas personas, pero que ahora esperan que mil dolientes lleguen al velorio la tarde del viernes.

«Solo se trata de cómo se organiza al personal y a todos», dijo y agregó que los asistentes seguramente tendrían que entrar en grupos.

Margie Reckard fue asesinada en la masacre de El Paso.

Margie Reckard fue asesinada en la masacre de El Paso.

En sus once años al frente de la funeraria, Ortiz no recuerda haber publicado otro aviso en Facebook en la que la invitación al servicio fuera abierta al público. Ya en otras ocasiones se ha recibido a multitudes que se desbordan, pero jamás a más de cuatrocientas personas.

La publicación de Facebook de la funeraria ha sido compartida más de diez mil veces y ha suscitado más de mil comentarios. Una mujer escribió que había enviado flores desde Los Ángeles. Un hombre dijo que iría al velorio en representación de los cientos de personas que no podrían ir. Familiares de Reckard, incluyendo a sus hijos —que no son de Basco—, viajarán para ir al funeral, según informó una de las nueras de Reckard a KTSM.

Harrison Johnson, el director de la funeraria donde se realizará el velorio de Reckard, dijo a KVIA que Basco le había confesado que no sabía qué hará sin su esposa, pero que estaba muy conmovido por la gran respuesta al aviso y que todas las personas eran bienvenidas.

Reckard nació en Washington, según su obituario, que la mañana del miércoles estaba recibiendo elogios de extraños.

Nicholas Bogel-Burroughs es reportero de noticias nacionales. Es originario del norte del estado de Nueva York y antes ha reportado desde Baltimore, Albany e Isla Vista, California. @nickatnews