El secreto para diferenciar una posible apendicitis de un dolor de panza

538

Un leve dolor de panza se puede convertir en un fuerte pinchazo en el estómago. Estos son los síntomas que delatan una posible apendicitis.

Un dolor localizado y la falta de sensación son síntomas claves para identificar el dolo de apendicitis. Pero no son las únicas señales.

Según el World Journal of Gastroenterology, el repentino dolor en el ombligo que se desplaza hacia la zona inferior derecha es otro síntima. Los pacientes sienten en un primer momento molestias en el abdomen, normalmente en el centro, en la zona periumbilical, explican los expertos.

No hay que confundirla con una gastroenteritis. En el 99% de los casos, el dolor se irradia hacia abajo luego de unas horas. Además se focaliza en la fosa ilíaca derecha, el cuadrante inferior derecho del abdomen, cerca del hueso de la cadera.

La falta de ganas de comer es algo que hay que valorar mucho, porque suele ser el signo de un problema grave. Es lo primero que aparece y va seguido del dolor. El cuerpo bloquea la sensación de hambre, rechaza de forma instintiva todo alimento para no hacer trabajar al tubo digestivo.

En el caso de la apendicitis, suele haber más náuseas que vómito, a diferencia de la gastroenteritis. Cuando el vómito o la náusea se producen por apendicitis, se trata de una reacción vasovagal. Cuando la intensidad del dolor provoca que el estómago se revuelva. Puede producir estreñimiento en algunos casos y diarrea en otros. Esto se debe a que el cuadro inflamatorio produce una alteración funcional en el intestino.

Para identificar el problema, una de las pruebas médicas es pedir que el paciente respire aire fuertemente y lo contenga. Así, aumenta la presión dentro del abdomen y, al apretar, crece el dolor. Y al bloquearse el movimiento intestinal, se produce una acumulación de gas que produce una sensación de plenitud.

Los pacientes que tienen apendicitis suelen empezar a tener una febrícula que no supera los 38ºC. Después sube un pico de fiebre que puede alcanzar los 39ºC o 40ºC.