«El piso es lava» es el reality más ardidente de Netflix

«El piso es lava» es el reality más ardidente de Netflix

El piso es lava es un juego en que los participantes imaginan que el suelo está hecho de lava. El desafío consiste en no tocarlo y para eso hay que subirse a cualquier mueble que tengan a mano.

Netflix llevó ese juego a la pantalla y lo convirtió en un reality de competencia que se estrenó hace un par de semanas y que desde entonces no se mueve de la lista de los más vistos.

Y si pensabas que Jugando con fuego, otro de los realities exitosos de este año en la plataforma, era ardiente, este lo es mucho más.

En cada uno de los 10 capítulos de El piso es lava, tres equipos de tres personas se entrentan en un desafío que les permite llevarse US$ 10.000 y una lámpara de volcán de US$ 29.

¿En qué consiste la prueba?

En que deben atravesar una habitación en el menor tiempo posible. El problema está en que el suelo de ese lugar está inundado con más de 200.000 litros de lava ardiente. Obviamente no es lava, pero al ver las reacciones de los competidores, al parecer quema y mucho.

Para llegar hasta la meta deben subirse a muebles, plataformas y diferentes elementos, además de usar diferentes implementos que le ayudarán a alcanzar su objetivo. Si alguno de los participantes cae, el equipo pierde un punto.

Tampoco se pueden tomar todo el tiempo del mundo, porque además la escalera que está en la meta se inunda cada minuto con lava ardiendo.

Además, en cada uno de los episodios, que duran aproximadamente media hora, la ambientación del lugar es diferente. El primero capítulo, por ejemplo, se compite en una especie de museo, con pirámides, sarcófagos y hasta moais incluidos.

 

En tanto, el segundo es una habitación que hasta tiene una cama que gira y gira y que será la pesadilla de los concursantes.