El origen de la radio en el auto

El origen de la radio en el auto

Desde su llegada en 1886, los autos la fueron incorporando a medida que evolucionaba la industria. La primera radio llegó en un Studebaker,en sus inicios el valor era casi la mitad del vehículo.

La industria automotriz es una de las más legendarias de los últimos tiempos, desde la llegada del primer automóvil en 1886, ha vivido constantes evoluciones en todas la áreas: motorización, navegación, confort, radio, multimedia y seguridad, por mencionar algunas.

Lo que hoy tomamos como una característica habitual, no siempre estuvo presente en los vehículos de serie, de hecho, recién con el tiempo se empezó a pensar en el entretenimiento durante el viaje, y que el mismo no distrajera al conductor.

La radio móvil fue impulsada por George Frost, quien desarrolló un prototipo de recepción compacto que constaba de dos botones giratorios que servían para controlar el equipo.

Aunque los registros indican que “de manera oficial” la radio para vehículos apareció en 1920, algunos aseguran que ya habían autos que poseían receptores de señales de radio.

 
Studebaker incorporó por primera vez una radio de serie
Studebaker incorporó por primera vez una radio de serie

El prototipo de Frost fue instalado por primera vez en un Ford T, aunque no era un dispositivo creado desde cero para un automóvil, sino un receptor adaptado.

Pero el tiempo de las radios diseñadas y fabricadas específicamente para funcionar en vehículos llegó entre 1925 y 1926, con la Airtone 3D y la Batt. 115-1926, respectivamente.

La Philadelphia Firma Storage Battery, comenzó a vender equipos de radio de unos 20 kilogramos, que se podían adaptar para funcionar en los autos de la época. Aunque por diversos motivos —quizás por su tamaño o costo—, no alcanzaron popularidad.

La primer radio instalada en un coche llegó de la mano del Studebaker, un fabricante de vehículos estadounidense que llegó a un acuerdo con la compañía Blaupunkt para que le proveyera el equipamiento.

Tiempo después llegarían los autos equipados con las conocidas radios Philco y Motorola,  pero en aquel entonces costaban casi la mitad del precio del auto, por lo que no tuvieron gran éxito. El que sí tuvo éxito fue el Motorola 5T71, que llegó en la década delos 30 y costaba unos 130 dólares.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los avances tecnológicos en comunicaciones permitieron la expansión de la radio a nivel mundial, permitiendo que este artefacto llegue a las masas.

A medida que los años fueron pasando, el costo fue disminuyendo y la popularidad creciendo. En un principio se comercializaban las radio AM, para luego llegar las FM.

Un moderno sistema de radio
Un moderno sistema de radio

En los tiempos que corren, los vehículos no solo incorporan radio AM y FM, sino también incluyen avanzados sistemas multimedia que integran conexión a Internet, navegación, música, podcast, entre otras características.