El 87% de los argentinos accede a internet a través de su celular

174

Según un estudio de Ignis Media Agency, en promedio, los usuarios dedican unas 9,8 horas diarias a la web.

Según un estudio difundido por Ignis Media Agencyel 87% de los argentinos que acceden a internet, lo hacen con sus celulares. Incluso, resaltó, que muchas de esas personas empezaron a dejar de lado por completo sus computadoras y empezaron a utilizar los smartphones casi con exclusividad: además de comunicarse, el celular se vuelve central para trabajar, informarse y hasta hacer compras.

Además, los resultados arrojaron que en promedio, los usuarios dedican unas 9,8 horas diarias por semana a la web, y que ese valor aumenta a 11,5 en jóvenes de 18 a 34 años. Y, respecto a las aplicaciones, el informe destaca que, por dispositivo, hay 20 aplicaciones descargadas, de las cuáles las más utilizadas son las relacionadas a redes sociales o plataformas de mensajería.

A partir de la investigación, la consultora llegó a la conclusión de que existen diferencias en el comportamiento de los usuarios, según su grupo etario, nivel socioeconómico y género. Por ejemplo, Facebook y Whatsapp son más utilizadas por aquellos que pertenecen a la generación millennial y Generación X. Y Snapchat e Instagram, por los centennials. Además, en cuestiones de género, existe una mayor presencia de mujeres en Facebook, WhatsApp e Instagram.

Los usuarios tienen cerca de 20 aplicaciones instaladas en sus celulares (AP Photo/Marcio José Sanchez)

Los usuarios tienen cerca de 20 aplicaciones instaladas en sus celulares (AP Photo/Marcio José Sanchez)

Con respecto al nivel socioeconómico, la agencia a cargo del estudio, afirma que el 40 por ciento de los usuarios de WhatsApp y Facebook, son de un nivel bajo. Mientras que en Twitter hay mayor presencia de clase media, y en Snapchat, un nivel más alto.

Según el artículo publicado por Clarín, ya no quedan dudas: con sus múltiples utilidades y funciones, los teléfonos cobran cada vez mayor protagonismo en la vida diaria de los usuarios, ya no sólo para trabajar o comunicarse, sino también para el tiempo de ocio.