El 2020 es año bisiesto: ¿qué significa y por qué existe?

El 2020 es año bisiesto: ¿qué significa y por qué existe?

Este 2020 es año bisiesto, es decir que en lugar de tener 365 días tiene 366. El día extra corresponde al 29 de febrero y esta peculiaridad ocurre cada 4 años. ¿Para qué existe el año bisiesto? Para corregir el desfase entre la duración del año astronómico (365,24 días) y la del calendario habitutal (365).

El desfase natural está producido por la revolución no sincrónica de la Tierra, que tarda exactamente 365,242198 días en girar alrededor del sol. Si no existiese este día el desfase acumulado haría que las estaciones cambiasen de fecha a lo largo del tiempo.

¿Cuándo festejan su cumpleaños los que nacieron un 29 de febrero?

Los nacidos el 29 de febrero celebran su cumpleaños oficialmente el 28 de febrero en los años no bisiestos.

Por qué existen los años bisiestos

El calendario depende del movimiento que la Tierra realiza alrededor del Sol: rota 365,24219 veces durante una órbita completa alrededor del astro, por tanto un año dura 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos, no 365.

El emperador Julio César fue el ideólogo del año bisiesto. Si cada año nosotros contamos esos 365 días, perdemos esas 5 horas que deberemos recuperar. Durante tres años contamos esos 365 y al cuarto recuperamos el día que falta.

Si no sumáramos un día completo cada cuatro años, las estaciones acabarían descompasadas del calendario, de tal manera que después de unos 700 años, en el hemisferio norte la Navidad caería en mitad del verano. Al revés, en el hemisferio sur.

Fue en el año 44 antes de Cristo, al adaptarse al calendario juliano —basado en el movimiento del Sol—, cuando los años pasaron a tener 365 días, divididos en doce meses de 30 o 31 días salvo febrero, con 28. Siendo conscientes los romanos de que los 365 días no eran un cálculo exacto, cada cuatro años añadían un día más al calendario.

Posteriormente, en el año 1582, el calendario gregoriano (promovido por el papa Gregorio XIII) sustituyó al juliano y ajustó un poco más el desfase que todavía existía con el calendario juliano añadiendo excepciones a los años bisiestos: no lo serán los años múltiplos de 100, salvo si son también divisibles por 400. Por este motivo, el año 1900, que debería haber sido año bisiesto, no lo fue (es múltiplo de 100 y no es divisible por 400). Y el año 2000, que es múltiplo de 100, pero también es divisible por 400, sí que lo fue. Del mismo modo, los años 2100 y 2200 no serán años bisiestos.

Los años actualmente tienen 365 días, 5 horas, 49 minutos y 12 segundos. Pese a este ajuste todavía se acumula un desfase de unos segundos, con lo que para que se acumule un día de error tendrán que pasar más de 3.200 años.