Durante 28 años, le regalaron cada cumpleaños una botella de whisky: le vino bien no beberlas

Durante 28 años, le regalaron cada cumpleaños una botella de whisky: le vino bien no beberlas

Nada de acciones en Wall Street ni criptomonedas. Una tradición que comenzó desde que cumplió su primer año se convirtió en una caja de ahorro muy singular.

El británico Matthew Robson tiene 28 años y vive en la ciudad de Tauton, en el suroeste de Inglaterra.
 
La impensada idea de guardar cada botella de whisky con el que su padre Pete Robson decidió agasajarlo en cada aniversario de su nacimiento desde 1992 se convirtió en una excelente inversión.


Hoy Matthew planea comprar su primera casa con las ganancias de la venta de 28 botellas de whisky, siempre de la misma marca: Macallan single malt 18 años.

Según cuenta la cadena BBC, Pete invirtió unas 5.000 libras (6.585 dólares) en las botellas a lo largo de 28 años.
 
Ahora, la colección completa puesta a la venta en una subasta ya superó las 40.000 libras (52.673 dólares) .


Pete admite que el regalo «quizá no fuera lo más adecuado para un niño». Celosamente guardado durante 28 años, el whisky ha pasado a ser ahora en un «ahorro inmobiliario». La única condición que le puso el padre era que nunca, pero nunca, las abriera.

«Todos los años recibía las botellas como regalo de cumpleaños. Pensé que era un obsequio extraño, después de todo era demasiado joven para empezar a beber. Pero tenía instrucciones claras de nunca, nunca abrirlas. Hice lo mejor que pude y lo conseguí. Todas están intactas», dijo Matthew Robson.

Pete, quien nació en Milnathort, Escocia, contó que la primera botella de whisky fue comprada para «mojar la cabeza del bebé», cosa que no hizo, al menos de manera literal. «Me pareció interesante si compraba una botella cada año y él terminaba con 18 botellas de whisky de 18 años en su cumpleaños número 18», dijo, aclarando que ese «no era el único regalo» que le entregaba, según reporta la BBC.

Los expertos consideran que la marca Macallan se convirtió algo coleccionable y ahora Matthew espera vender sus botellas y usar el dinero para adquirir su propia casa.

Según los especialistas, la particularidad del whisky Macallan single malt 18 años es su maduración exclusiva en barricas de roble que previamente fueron impregnados con un jerez oloroso de Jerez (España).

Lo que hace que se transforme en un single malt icónico. Una vez rellenadas, el espirituoso envejece sin perturbaciones en las mismas barricas durante 18 años, hasta crear este single malt intenso y complejo que se caracteriza por sus sabores a roble maduro, jengibre y pasas.

En nariz desprende aromas a frutas secas y jengibre con toques de vainilla y canela. y en boca es suave e intenso, con toques de especias, clavo, naranja y roble maduro tostado.

La colección está siendo vendida por el corredor de whisky Mark Littler, quien la describió como un «conjunto perfecto».

«El valor de Macallan ha aumentado enormemente en los últimos cinco a diez años», dijo, garantizando que ya ha habido «mucho interés» en la colección, principalmente de compradores de Nueva York y Asia. /Clarín