Dormir con los hijos: científicos afirman que es bueno para su salud

Dormir con los hijos: científicos afirman que es bueno para su salud

Cambio rotundo en la ciencia. El nuevo consejo para los padres es simple: cada vez más atención a sus hijos (la crianza del apego). Esto gira en torno a responder a las necesidades de sus bebés y tener un contacto físico bien cercano con ellos.

Esto puede materializarse de distintas maneras como, por ejemplo, dormir juntos, amamantar y alzar a los bebés. También se incluye esto llevar a los hijos bien pegados al cuerpo con un arnés o cabestrillo.

Susan Krauss Whitbourne, profesora de Psicología y Ciencias del Cerebro en la Universidad de Massachusetts, afirma que hay evidencia de que la crianza con apego ayuda a los niños a tener éxito como adultos

“Cuando separas las exageraciones populares en torno al apego de los estudios científicos más orientados objetivamente, aparece un enfoque sensato que fomenta la salud física y psicológica en los chicos”, consideró la docente.

Por otro lado, Patrice Marie Miller y Michael Lamport Commons realizaron un estudio en la Harvard Medical School sobre el método de crianza de los hijos. Los resultados que obtuvieron fueron sorprendentes.

“(Los beneficios) incluyen menos exposición al estrés, lo que afecta el desarrollo cerebral y las reacciones posteriores al estrés. Se ha demostrado que esto reduce los problemas de salud mental en el desarrollo posterior”, indicaron.

Y concluyeron: “El resultado de una regulación emocional más efectiva y un apego seguro es que los chicos se involucran más efectivamente con las tareas esenciales de desarrollo, incluidas las relaciones con los compañeros y la escolarización”.

¿Qué es el apego, la crianza y el colecho?

La paternidad de apego es una filosofía que alienta a las madres a establecer una fuerte conexión con sus hijos a través del contacto físico cercano.

Algunos creen que es la forma ideal de criar chicos seguros e independientes. De esa manera, un vínculo fuerte y de confianza con los padres forma una base sólida para las buenas relaciones en la vida adulta.