Diabéticos en cuarentena: 5 tips anti-Covid para no sucumbir al terror de enfermar

Diabéticos en cuarentena: 5 tips anti-Covid para no sucumbir al terror de enfermar

Claves para vigilar de cerca la diabetes y mantener altas las defensas en medio de la pandemia.

La diabetes suele estar acompañada de otras enfermedades, entre ellas, patologías de tipo cardiovascular, hipertensión arterial e incluso diversos cánceres. Debido a esto, es fundamental que ahora que atravesamos la pandemia de COVID-19, estos pacientes sepan que si tienen bien vigilada su diabetes, probablemente sea menor el riesgo de enfermarse de gravedad por coronavirus.

Un cuadro de diabetes no tratado y complicado por otras patologías podría empeorar la evolución de infección por COVID-19 porque la capacidad del cuerpo para combatir una infección está comprometida.

Estos pacientes deben cuidarse, ya que cambios en el estilo de vida, el estrés y las enfermedades pueden afectar los niveles de azúcar de muchas maneras.

Está claro que las personas con diabetes, tanto de tipo 1 como 2, presentan mayor riesgo a infecciones. La ciencia ha tratado de explicar esta predisposición relacionándola con ciertos factores que se van evidenciando en estos pacientes, como alteraciones en su respuesta inmune (sistema de defensa) e insuficiencia en los vasos sanguíneos, que trae aparejada la disminución del flujo de sangre a los tejidos.

Ambas situaciones llevan a la proliferación de bacterias y virus, que aprovechan la baja oxigenación para reproducirse y alteran el sistema nervioso, tanto de los nervios sensitivos (disminuye la sensibilidad) como motores (imprescindibles para movernos).

Quienes padecen diabetes son más proclives a infecciones, por lo que es esencial respetar el tratamiento y seguir en contacto con el médico, ya sea telefónicamente o por camarita.

Los factores relacionados con la diabetes favorecen las hipo o hiperglucemias, la inflamación en el sitio de inyección de la insulina (en el caso de que se use) y la cetoacidosis (estado de descompensación severa de la diabetes). En síntesis, son varios los elementos que interactúan para que las infecciones se den de manera más frecuente en estas personas.

No hay razones, hasta ahora, para pensar que la COVID-19 representa riesgos diferentes para quienes padecen diabetes 1 (aquellos pacientes que siempre necesitan aplicarse insulina para controlarla dado que su páncreas no la produce) y diabetes 2 (en general ocurre en etapas más tardías de la vida e inicialmente el tratamiento es con fármacos por vía oral).

Pero antes que atemorizarnos, debemos tomar medidas activas para tener bajo control la diabetes y contar con un mejor estado de salud frente a la COVID-19. Estas son algunas pautas valiosas para que estos pacientes tengan en cuenta:

  • Procurar estar bien abastecidos de los medicamentos y alimentos que los ayudan a mantener el nivel de azúcar en sangre para evitar la hipoglucemia.
  • Estar al día con las vacunas para enfermedades prevenibles, como las de todas las cepas de gripe y la antineumocócica.
  • Estar en contacto con sus médicos tratantes y los especialistas que solían visitar antes de la pandemia.
  • No suspender ningún tratamiento sin consultar al profesional que los atiende.
  • Mantener una adecuada hidratación, de no menos de dos litros de líquidos por día: puede ser simplemente agua, tisanas, mate, bebidas sin azúcar y sin alcohol.

*Médica endocrinóloga de Mautalen, Centro de Salud e Investigación.