Cómo lograr (con 2 productos) que no se pegue nada en la sartén

Cómo lograr (con 2 productos) que no se pegue nada en la sartén

Cuando algunos alimentos se empiezan a pegar en la sartén, muchos piensan en cambiarlas. Sin embargo, existe una forma de evitarlo y no falla.

Con el paso del tiempo, el uso de una sartén puede afectarla y hacer que se peguen los alimentos. Dado que puede arruinar una comida, muchos piensan en deshacerse de la misma. Aún así, hay un método para curarla y recuperar el elemento para cocinar.

Ya sea por el uso o la forma de lavado, el antiadherente de un sartén se puede gastar. Como consecuencia, el calor hace que se peguen los alimentos. Para evitar dicho inconveniente, se puede recuperar el recipiente usando solamente un poco de sal gruesa y aceite.

Antes de cambiar los elementos para cocinar, se puede usar método que nunca falla. Para evitar que nada se pegue al cocinar, se debe curar el elemento con una taza de sal gruesa y otra taza de aceite.

Cómo lograr (con 2 productos) que no se pegue nada en la sartén

El método es muy fácil de realizar y su resultado es indiscutible. Quienes lo probaron dan certeza del exitoso resultado. Y por eso, aseguran que no se pensará en cambiar el recipiente metálico.

Para curar el utensillo se debe vertir la taza de aceite sobre la sartén y luego colocar la sal gruesa hasta que quede completamente sumergida. Luego, llevar a una hornalla y calentar la mezcla.

Cómo lograr (con 2 productos) que no se pegue nada en la sartén

La cocción del aceite y la sal se debe realizar durante cinco minutos o bien, hasta que la sal quede con un tono amarillo o más oscuro. Pasado el tiempo, limpiar con un paño o servilleta. Lo único que no se debe realizar es mojar o usar algún elemento de limpieza como es el detergente.