Cómo limpiar el horno de manera sencilla y sin usar productos químicos

Cómo limpiar el horno de manera sencilla y sin usar productos químicos

Para la limpiar el horno existen alternativas naturales con una rápida aplicación y son más económicas y saludables que los productos especializados.

En nuestra casa el horno es uno de los electrodomésticos que más utilizamos durante la semana para cocinar almuerzos, cenas o unos ricos postres para disfrutar en el día. En su interior se liberan olores y se derraman restos de alimentos que se secan y quedan impregnados, siendo muy difíciles de eliminar.

Limpiar el horno no suele ser una tarea fácil por lo cual la mayoría de los productos especializados que se venden en los supermercados contienen una gran cantidad de sustancias químicas. Estas si bien suelen ser efectivas podrían generarnos reacciones alérgicas, irritación en los ojos o sequedad en la piel.

Exciten diferentes alternativas que se pueden aplicar para limpiar el horno y que además de ser saludables, son más económicas e igual de eficientes para sacar aquellos restos de comida que quedaron en le interior del electrodoméstico.

El vinagre tiene dentro de sus propiedades una acción antibacteriana y desinfectante que logra sacar la grasa y los olores fuertes. Para limpiar el horno se aconseja llenar llenar la bandeja con dos vasos de agua caliente, un vaso de vinagre y encender el electrodoméstico a unos 200 grados durante 30 minutos.

 

El vapor del vinagre ira aflojando la suciedad del interior del horno y eliminado las bacterias. Luego debemos pasar un trapo húmedo por las paredes y el cristal del frente del electrodoméstico.

Para limpiar el horno de manera profunda es aconsejable realizar un preparado en una botella con spray que contenga unas tres partes de agua una de vinagre. Roseamos el interior con la mezcla, esperamos unos minutos y después pasamos un trapo y repetimos los pasos.

Otro producto que podemos utilizar para limpiar el horno es el bicarbonato, el cual suele ser utilizado para la desinfección de heladeras o congeladores. La forma de aplicarlo realizar un preparado con unas cucharadas de 10 cucharadas de bicarbonato, 4 de agua caliente y 3 de vinagre y luego ir repasando la superficie del horno.

A la hora de limpiar el horno, los restos que tienen más tiempo suelen ser muy difíciles de sacar. Para estos casos se puede utilizar sal gruesa o limón que al igual que el vinagre absorben las grasas gracias a su función astringente y facilita enormemente la limpieza.