Cobró entrada a su casamiento para recuperar lo que gastó

Cobró entrada a su casamiento para recuperar lo que gastó

Su prima organizó su casamiento y, para sorpresa de todos, cobró una entrada de 50 dólares a los invitados para recuperar la plata.

Novia cobró entrada a su casamiento para recuperar lo que gastó: "Pidió 50 dólares"
Novia cobró entrada a su casamiento para recuperar lo que gastó: “Pidió 50 dólares”

La historia se hizo conocida gracias a la plataforma Reddit. Un invitado al casamiento reveló que su prima le está cobrando a la gente dinero para poder asistir, en un intento por recuperar lo que gastó en el gran día.

No es ningún secreto que las personas gastan mucho dinero para organizar una boda, pero no tiene por qué ser así, ya que la pareja tiene el control total de cuánto dinero gastan en lo que será su gran día.

Sin embargo, una futura novia no está interesada en esta idea y quiere recuperar todo el dinero que está gastando en la boda muy rápidamente. Y parece haber encontrado una forma bastante descarada de lograrlo.

Un invitado a la boda recurrió a las redes sociales para revelar que su prima le está cobrando a las personas una tarifa de entrada de $50 dólares por asistir (alrededor de 4 mil pesos argentinos).

El texto que publicó el invitado:

“Soy un estudiante de 19 años, no tengo muchas deudas, pero no puedo tirar mi dinero como si fuera rico. Tengo una prima, de 26 años, su boda es el domingo. No somos muy cercanos, pero tenemos una buena relación.

Hizo un anuncio esta semana diciendo que cobrará 50 dólares por cada invitado que venga. Ella dijo que pueden darle el dinero en forma digital para que no haya problemas. Todos los que pagaron se agregarán a la “lista exclusiva de invitados”, lo que básicamente significa que no tendrán que hacer cola mientras otros invtiados pagan.

Una vez que leí esto, me sorprendí. Respondí preguntando por qué y ella dijo que quería recuperar el dinero que gastó en su casamiento. Le dije que no podría ir porque esto era indignante y que le deseo lo mejor en su día. Ella contactó a mi tía y mi tía me dijo que era un tacaño y un maleducado. Mis padres se ofrecieron a pagar mi entrada, pero me negué”.