Cambio climático: el mundo debe acelerar los recortes de emisiones de gases de efecto invernadero con urgencia

Cambio climático: el mundo debe acelerar los recortes de emisiones de gases de efecto invernadero con urgencia

El récord histórico de calor en la Antártida registrado la semana pasada con 20,75 grados y la seguidilla de incendios en Australia durante las primeras semanas de este año volvieron a poner el foco de atención mundial en la crisis climática que atraviesa el planeta, muy probablemente el mayor desafío contemporáneo que debe enfrentar la Humanidad y todo un rompecabezas para los hacedores de políticas públicas.

Los ejemplos del continente blanco y del gran país oceánico tienen datos científicos por detrás que dicen que después de atravesar una década que no paró de acumular récords de aumento de las temperaturas (2019 fue el segundo año más caluroso desde que hay registros) el nuevo decenio no escapa a esta tendencia: enero de 2020 fue el enero más caluroso de la historia a nivel global.

¿Cómo se corroboran estas tendencias globales en Argentina y en la región? Según un informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) el 2019 estuvo entre los años cálidos del milenio con un promedio de temperaturas que fue 0.3 grados centígrados más elevado que la media registrada entre 1981 a 2010.

Un año caliente

No fue sólo la política la que levantó temperatura el año pasado en Argentina. Tal como puntualizaron los expertos del SMN en su último informe anual, si se analiza el ranking de los 5 años más cálidos de la historia del país “llama la atención el hecho de que todos ocurrieron durante la última década”.

SMN Argentina

@SMN_Argentina

 


El 2019 se suma a los años cálidos del milenio. Los datos indican que estuvo 0,3 °C por encima del promedio de temperaturas de 1981 a 2010 y, según los datos históricos, el 2019 se ubica en el puesto n°12 del ranking.

+info https://www.smn.gob.ar/noticias/tiempo-y-clima-resumen-2019-0 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
82 personas están hablando de esto
 
 

Los registros así lo corroboran: en 2017 el promedio fue 0.7° más elevado que lo normal; en 2012 0.6°; en 2015 también 0.6; en 2014 0.5 y en 2013 0.5°. Todos datos que demuestran “una clara tendencia del aumento de las temperaturas”.

Uki Goñi@ukigoni
 

Un escenario nunca antes visto, en este video del norte de Antartida sin hielo, en el sector chileno, luego de la temperatura record de 18.3°C, la más alta jamás registrada en el (ex?) continente helado en la Base Esperanza argentina la semana pasada.
🌎🔥

Video insertado

35 personas están hablando de esto
 
 

En noviembre pasado, por ejemplo, “se observó un cambio muy marcado donde predominaron temperaturas muy por encima de lo normal durante prácticamente todo el mes sobre el centro y norte del país convirtiendo a noviembre 2019 en el tercero más cálido desde 1961”.

Otro fenómeno destacado fueron las lluvias e inundaciones de enero de 2019 en las provincias del Litoral, con precipitaciones diarias mayores a 100 y 200 milímetros y lluvias mensuales que superaron los 500 milímetros en la región.

También se registraron temperaturas extremadamente cálidas en la Patagonia durante la primera mitad de febrero. Se quebraron varios récords históricos y por primera vez se registraron más de 30 grados en Tierra del Fuego.

SMN Argentina

@SMN_Argentina


El 2019 se suma a los años cálidos del milenio. Los datos indican que estuvo 0,3 °C por encima del promedio de temperaturas de 1981 a 2010 y, según los datos históricos, el 2019 se ubica en el puesto n°12 del ranking.

+info https://www.smn.gob.ar/noticias/tiempo-y-clima-resumen-2019-0 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

SMN Argentina

@SMN_Argentina

 

| También fue un año de extremos. Más de 100 se registraron durante el año en distintos lugares de .

Video insertado

23 personas están hablando de esto
 
 

El mundo avanza en primera

A pesar de la montaña de evidencias científicas en relación al aceleramiento de la crisis climática global, la enorme mayoría de los países aún está lejos de cumplir sus metas de reducción de emisiones de gases contaminantes, la única manera de evitar un nivel de calentamiento más acelerado en el futuro cercano y medio.

Así lo advirtió Naciones Unidas el año pasado en el informe sobre las “Brechas de emisiones del programa para el Medio Ambiente”, donde se señala que el mundo “debe reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero 7,6% cada año entre 2020 y 2030” para no perder de vista la meta de limitar el calentamiento global a 1,5 grados, tal como establece el Acuerdo de París.

 

“Los compromisos actuales son insuficientes, pues de cumplirse, el mundo se dirigirá a un aumento de temperatura de 3,2°C” advirtieron desde la ONU, un escenario que podría ser catastrófico en muchas zonas del planeta.

El contexto internacional no es el mejor para avanzar en lo que los expertos denominan “la ambición climática”: los presidentes “negacionistas” del cambio climático como Donald Trump en Estados Unidos (el país que históricamente más emisiones contaminantes ha generado), Jair Bolsonaro en Brasil o Scott Morrison en Australia entorpecen el avance de estrategias de mitigación y adaptación que ya no pueden demorarse.