Cada manzana tiene 100 millones de bacterias que enriquecen la flora intestinal

Cada manzana tiene 100 millones de bacterias que enriquecen la flora intestinal

Un estudio científico detalla una propiedad de la manzana hasta ahora desconocida, que enriquece a nuestra flora intestinal.

Cada manzana tiene 100 millones de bacterias que enriquecen la flora intestinal
Cada manzana tiene 100 millones de bacterias que enriquecen la flora intestinal

A la hora de elegir una fruta para el desayuno, la merienda o el postre, una de las más populares es sin duda la manzana. Ya sea roja o verde, sus cualidades tienen grandes beneficios para nuestra salud.

La manzana suele ser muy recomendada por los nutricionistas a la hora de diseñar una dieta. Por su alto nivel de fibra, pectina, vitaminas y antioxidantes, ayuda a reducir los niveles de colesterol, regular el tránsito, combatir la diabetes, reducir el riesgo de obesidad y prevenir la pérdida muscular.

"No podía no comer ni una manzana": el drama de una mujer que padece la más severa "alergia alimentaria"
Cada manzana tiene 100 millones de bacterias que enriquecen la flora intestinal

Ahora, un estudio publicado en Frontiers in Microbiology reveló que la manzanacontiene una gran cantidad de bacterias en su interior y que éstas proporcionan un gran beneficio para nuestro sistema digestivo.

Según la investigación unos 240 gramos de manzana contiene un promedio de 100 millones de bacterias.

Gabriela Berg, bióloga de la Universidad Tecnológica de Graz en Austria y coautora del estudio expresa al respecto: “Las bacterias, los virus y los hongos frutales colonizan transitoriamente nuestros intestinos y enriquecen la microbiota humana”.

En el estudio se realizó una comparación entre las manzanas que fueron obtenidas por medio del método agricultor convencional y las de origen orgánicas y se analizó la concentración y composición del microbioma en diferentes partes de la fruta.

Allí, se observó que el mayor porcentaje de concentración de bacterias se encuentra en la base, las semillas y el cáliz. La pulpa contiene unos 20 millones de microorganismos y la piel tan solo 1,6 millones.

Las manzanas orgánicas presentaron un microbioma más diversificado, lo que les da la característica de ser más aconsejables. Poseen gran cantidad de bacterias que ayudan al desarrollo de lactobacillus y bifidobacterium, conocidos como probióticos.

Por otro lado, la manzana común posee un 43% de microorganismos del tipo burkholderiales los cuales son responsables de desarrollar gérmenes patógenos.