Barbijos y tapabocas: los 6 errores más comunes (que casi todos cometemos)

Barbijos y tapabocas: los 6 errores más comunes (que casi todos cometemos)

Ante la obligatoriedad del uso de barbijos y tapabocas para salir a la calle, debemos tener en cuenta cómo se utilizan para que sean efectivos.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió aplicar una nueva medida para evitar la propagación del coronavirus: desde el 15 de abril será obligatorio usar barbijos y tapabocas en oficinas públicas, comercios y transportes urbanos.

Si bien recomiendan usar esta protección siempre que salgamos de casa, también se aclara en el decreto que se prohíbe la comercialización de barbijos profesionales (N95) a cualquier persona que no acredite ser personal de la salud. El objetivo es que todos estemos protegidos, pero que quienes necesitan mayor cuidado por la tarea que realicen no sufran la falta de los elementos necesarios.

Pero no es cuestión de taparse la boca con cualquier cosa, ni de cualquier manera. Scott Segal, director de Anestesiología en el centro médico Wake Forest Baptist Health, asegura que “acostumbrarse a llevar un cubrebocas toma tiempo, sin duda. Si el aire se siente un poco viciado, lo más probable es que lo estés usando exactamente como debe ser”.

 

Otra especialista, Shan Soe-Lin, catedrática del Instituto Jackson para Asuntos Globales de la Universidad de Yale, recomienda especialmente no toquetear los barbijos y tapabocas una vez que han sido colocados. “Si estás en la calle, definitivamente no debes quitarte el cubrebocas ni volvértelo a poner”, advirtió. “Si te estás tomando la molestia de usar un cubrebocas, dejátelo puesto”.

 
Barbijos y tapabocas: los 6 errores más comunes (que casi todos comentemos)
Barbijos y tapabocas: los 6 errores más comunes (que casi todos comentemos)

Éstos son los errores más frecuentes a la hora de ponerse barbijos y tapabocas:

1. No usar el barbijo debajo de la nariz

 

2. No dejar expuesta la barbilla

 

3. No usar el tapabocas flojo: no deben quedar espacios a los lados

 

4. No colocar el cubrebocas tapando solamente la punta de la nariz

 

5. No correr el cubrebocas y colocar debajo de la barbilla para “descansar”, dejándolo en el cuello

6. Cómo se usa: debe cubrir hacia arriba, hasta el puente de la nariz y, hacia abajo, por debajo de la barbilla. Hay que ajustarlo lo suficiente para que quede pegado a la cara, sin dejar espacios libres.

Si querés hacerte tu propio tapabocas, te mostramos de qué manera se confeccionan correctamente:

Fuente: La Nación