Atención bebidas azucaradas: ¿son cancerígenas?

Atención bebidas azucaradas: ¿son cancerígenas?

Una investigación hecha por científicos franceses concluyó en que existe una relación entre el elevado consumo de bebidas azucaradas y el riesgo de tener cáncer.

El estudio analizó a 101.257 adultos sanos (21% hombres y 79% mujeres) y el objetivo era medir la ingesta habitual de 3.300 alimentos y bebidas diferentes y luego realizar un seguimiento de los participantes durante 9 años.

Los datos buscaron si había asociación entre el consumo de bebidas azucaradas (endulzadas con azúcar y zumos de fruta 100%) y endulzadas artificialmente con edulcorantes,y riesgo de cáncer en general, así como, puntualmente, de mama, próstata, y colorrectal.

La ingesta diaria promedio de bebidas azucaradas fue mayor en los hombres que en las mujeres (90,3 ml y 74,6 ml), diagnosticando y validándose 2.193 casos (693 de cáncer de mama, 291 de próstata y 166 colorrectales). La investigación revela que un aumento de 100 ml por día en el consumo de bebidas azucaradas se vinculó con el incremento del 18% en el riesgo de cáncer en general y una subida del 22% en el riesgo de cáncer de mama.

Cuando se analizaron los dos tipos de bebidas dulces por separado, el consumo se asoció con un mayor riesgo de cáncer en general sin encontrarse relación concreta para los cánceres de próstata y colorrectal, aunque los investigadores recuerdan que el número de casos a seguir para estos tumores fue más limitado. Y también analizaron el consumo de bebidas endulzadas artificialmente sin encontrar mayores riesgos. Pero advirtieron que el nivel de consumo en las muestras tomadas fue relativamente bajo y, por eso, no se puede descartar la relación entre estas bebidas y los tumores.

La grasa visceral, una de las claves

La grasa visceral se almacena alrededor de órganos vitales y se asocia con mayores alteraciones metabólicas: los investigadores apuntan hacía ese lugar cuando evalúan el efecto del exceso de azúcar, cuyo nivel en sangre más los marcadores inflamatorios, son riesgosos. También creen que otros compuestos químicos, como los aditivos en algunas bebidas, pueden jugar un papel negativo.