Así es la vida de la argentina que se compró una casa en Italia por tan solo un euro

Así es la vida de la argentina que se compró una casa en Italia por tan solo un euro

No son pocos los pueblos en Europa que ven cómo los jóvenes se mudan a las grandes ciudades para poder tener más oportunidades de trabajo. Esto hace que abandonen sus lugares de nacimiento, dejando atrás verdaderas joyas. Al menos eso pensó esta argentina, que compró una casa en Italia por solo un euro aprovechando la oferta de su vida.

El interior de Italia es uno de los que más afectados se ven por este panorama. Por ello, desde los pequeño núcleos rurales hacen todo lo posible para atraer gente joven para repoblarlos. Ofrecen hasta casas abandonadas a tan solo un euro para luchar contra la despoblación.

Esta argentina compró una casa en Italia por un euro

Aunque parezca mentira, ya hay gente que se anima a mudarse a alguno de estos pueblos. Cecilia Solari es una mujer argentina de 46 años que quiso dar el paso y se mudó a Mussomeli, una comunidad de tan solo 10.000 habitantes que vive en Caltanissetta, situada en Sicilia.

Fueron las autoridades del pueblo quienes pusieron 120 construcciones en venta que estaban abandonadas. El valor era más bien simbólico. Tan solo un euro valía mudarse aquí con el fin de que el pueblo no termine desapareciendo.

En 2016, después de que su marido falleciera, Cecilia empezó a viajar por el mundo. Fue hace un año cuando, tras descubrir varios lugares, acabó en Sicilia, donde encontró de nuevo su hogar.

Aquí decidió adquirir su propia casa en Italia, con una superficie de 250 metros cuadrados y tres plantas de altura. La casa le costó un euro, pero claro, tuvo que remodelarla y ponerla en condiciones habitables.

“Estoy buscando un poco la verdadera vida, recuperar los valores, lo que falta en la ciudad. En el piso de abajo voy a poner el taller, donde voy a dedicarme a hacer mis joyas artesanales”.

Famosa en el pueblo

Gracias a su compra, incluso el diario La Repubblica de Italia la presentó como una de las nuevas habitantes de Mussomeli, gracias a lo que adquirió gran popularidad. Y es que la noticia de su compra no tardó en trascender, sobre todo debido a su incomparable precio.

La administración del pueblo ha visto que es posible que gracias a estas medidas la gente vuelva a mudarse, por lo que se seguirá con la iniciativa. Ya se han vendido más de 100 casas, sobre todo a extranjeros.

Una de las condiciones principales, a pesar de vender las casas a solo un euro, es que se invierta lo suficiente en ellas para convertirlas en habitables. De todos modos, parece ser un trato con el que ganan todos.

Fuente: Ilusionviajera