Asaltaron a un profesor en medio de una clase de zoom y 20 alumnos presenciaron el ataque EN VIVO

Asaltaron a un profesor en medio de una clase de zoom y 20 alumnos presenciaron el ataque EN VIVO

Un profesor universitario fue asaltado por cinco delincuentes en su casa de San Pablo, Brasil. Pero los ladrones no se dieron cuenta que el hombre estaba dando una clase por zoom y que unos 20 alumnos y un empleado de la universidad asistían en vivo al robo y avisaron a la policía.

En el video, se ve como uno de los delincuentes agarra al profesor, Mario Candido Santos, del cuello y le tapa la boca, mientras otros apagan las luces, le quitan su reloj y buscan objetos de valor en la casa.

Luego lo maniataron con un cable y le cubrieron la cabeza con una toalla. “Vamos a limpiar tu casa. ¿Dónde está tu hija, dónde está el dinero y dónde está el resto de cosas?”, le dijo uno de los ladrones. La hija de 23 años del profesor, que está embarazada de ocho meses, también se encontraba en la residencia y fue tomada como rehén.

La trajeron a su lado y amenazaron con lastimarla. “O nos das el dinero o le hacemos daño a tu hija”, lo apretaron, según contó Candido Santos a medios locales. Mientras, cargaban un televisor y otros electrodomésticos en su auto. Los delincuentes hasta vaciaron la heladera, contó luego Candido Santos al canal Bandeirantes.

El hombre cree que fue entregado por alguien del barrio. Los delincuentes lo llamaron por su nombre y parecían tener información sobre la rutina de la casa. “No fue un robo al azar”, afirmó.

En diálogo con el diario Folha, Candido Santos explicó que un empleado de la universidad avisó a las autoridades, ya que conocían su dirección. Unos 20 minutos después la policía llegó y detuvo a los ladrones. “Sentí que alguien me quitó la toalla de la cabeza, y era un policía”, contó Candido Santos.

Un adolescente de 16 años fue detenido frente a la residencia de la víctima cuando salía de la casa. Dos hombres, de 21 y 18 años, y dos menores, ambos de 16, fueron detenidos en el patio trasero de la casa cuando intentaban saltar el muro.

La policía recuperó además dos teléfonos celulares, dos relojes, un cinturón, lentes de sol y alrededor de 300 reales que se habían llevado.

Tras el momento terrorífico que atravesó, la hija de Candido se descompensó, tuvo contracciones y fue llevada a un hospital, aunque la dieron de alta poco después.

Este no es el primer caso policial en quedar registrado durante la pandemia. En mayo pasado, la policía de Amityville, en el estado de Nueva York, detuvo a un hombre después de que asesinara a su padre a puñaladas mientras éste participaba de una reunión de Alcohólicos Anónimos por videoconferencia. En este caso también habían dado la alerta los testigos a distancia del crimen.

Fuente: TN