Alimentos que bajan las defensas y que debemos evitar en esta época

Alimentos que bajan las defensas y que debemos evitar en esta época

En esta época de altos niveles de contagio de diferentes virus, es importante seguir las indicaciones de los profesionales para prevenir el contacto con superficies infecciosas y mantenernos aseados. Pero también es sumamente importante proteger el interior de nuestros cuerpos, no solo el exterior. Nos referimos al sistema inmunológico, nuestro escudo contra los virus y bacterias del ambiente.

ALCOHOL

El consumo de bebidas alcohólicas disminuye la producción de glóbulos blancos, cuya función es proteger el organismo de infecciones producidas por gérmenes, bacterias y virus.

AZÚCARES

El consumo de azúcar disminuye la actividad inmunológica durante unas horas, y nos deja temporalmente muy vulnerables.

CONSERVANTES Y ADITIVOS

Muchas de estas sustancias conservantes y aditivas son vistas por el sistema inmunológico como una potencial amenaza. Lo mejor es reducir los productos que contengan conservantes, colorantes, acidulantes, potenciadores del sabor y otros aditivos.

ALERGIAS O INTOLERANCIAS

En general, siempre es buena idea evitar los alimentos a los que somos alérgicos, pero en casos como este es mejor también evitar los alimentos que nos causan reacciones leves. De lo contrario, obligamos al sistema inmunitario a trabajar de más.

LA CLAVE ES UNA ALIMENTACIÓN VARIADA

El organismo dispone de un complejo mecanismo defensivo que es importante cuidar mediante una alimentación equilibrada que asegure todos los micronutrientes y macronutrientes.

Se sabe que los déficits nutricionales afectan negativamente la capacidad del sistema inmunitario para responder a las agresiones.

  • Es importante asegurarse la ingesta de todos los aminoácidos esenciales, mediante, por ejemplo, la adecuada combinación de alimentos proteicos de origen vegetal.
  • Lo adecuado es también mantener una ingesta adecuada de grasas con un predominio del aceite de oliva y un correcto equilibrio entre las grasas poliinsaturadas omega-3 y omega-6.
  • Los hidratos de carbono complejos, ricos en fibra, sobre todo los cereales integrales sin refinar y sus derivados, estimulan moderadamente el sistema inmunitario por su contenido en fibra y por el germen del cereal, rico en grasas insaturadas de alta calidad biológica.
  • Minerales como el cinc, el selenio, el hierro o el cobre resultan también imprescindibles.